•  |
  •  |

Aunque el condón no es una protección que le guste mucho a los hombres, sobre todo a los jóvenes, es sin duda uno de los métodos anticonceptivos más convenientes. Además, destaca por ser el único que protege del contagio de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Hoy te presentamos algunos mitos y verdades sobre el mismo.

No es infalible

El preservativo es un método seguro de prevención del embarazo, pero no es infalible. Perfectamente usado tiene un 98% de eficacia, es decir que 2 de cada 100 mujeres que lo utilizan bien quedan embarazadas cada año.

Los accidentes más habituales son que el preservativo quede dentro de la vagina de la mujer o se rompa. Esto reduce la eficacia a un 85%.

preVIENEN ETS

Las enfermedades de transmisión sexual pueden contraerse a través de fluidos infectados, como el semen y el flujo vaginal. Los preservativos masculino y femenino actúan como una barrera e impiden la transmisión de enfermedades como el VIH. Sin embargo, el condón femenino es más eficaz si hablamos de las ETS que se contagian por el contacto de la piel, como el herpes y el virus de papiloma humano (VPH), porque cubre más superficie genital.

USO ADECUADO

Utilizar dos condones –uno sobre otro– no proporciona mayor seguridad, al contrario, el roce de los preservativos podría incluso romperlos. En ningún caso es necesario utilizar dos preservativos, ni siquiera para prevenir las ETS.

Utilizar sin lubricantes

Los lubricantes facilitan la penetración vaginal y anal, y proporcionan nuevas sensaciones, aunque no haya una falta de lubricación vaginal. Los preservativos contienen lubricante, así que en principio no es necesario añadirlo. Si se hace, en todo caso hay que utilizar lubricantes de base acuosa, puesto que otro compuesto como el aceite podría dañar la superficie del condón.

Debés retirarlos luego de eyacular

Después de la rotura, la causa más frecuente porque falla el preservativo es por quedar dentro de la vagina de la mujer, lo que puede hacer que el semen salga. Esto ocurre por no retirar el condón justo después de la eyaculación del hombre, el pene pierde su firmeza y el preservativo se escurre. Igualmente, el riesgo solo existe si queda totalmente dentro; si el aro queda fuera de la vagina, no hay problema.

 

2 condones a la vez es peligroso utilizar.

 

98 por ciento de eficacia tiene el condón para prevenir embarazos.