•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Las autoridades puertorriqueñas se unieron a expertos ambientales en la investigación de técnicas para provocar artificialmente lluvias, lo que se conoce como sembrado de nubes, con el objetivo de minimizar la fuerte sequía que sufre la isla en los últimos meses, informaron hoy fuentes oficiales.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de la corporación local Autoridad de Acueductos y Alcantarillas (AAA), ha reunido a un grupo de profesores de la Universidad de Puerto Rico (UPR) para investigar la tecnología de siembra de nubes, utilizada ya en otros países como Rusia y Cuba, informó esa institución educativa.

Según el presidente de la UPR, Uroyoán Walker Ramos, se trata de una técnica para provocar lluvias ante situaciones de sequía extrema como la que afecta al 85 % a la isla caribeña y a más de 2,7 millones de personas.

El climatólogo y profesor de Física del recinto de la UPR Rafael Méndez Tejeda es uno de los especialistas que Walker convocó para la investigación junto con los expertos Héctor Jiménez y Olga Mayol.

"Es un proyecto que favorezco a largo plazo pero no avalo para resolver la crisis", admitió Méndez Tejeda, también director del laboratorio de Ciencias Atmosféricas de la UPR. Méndez admitió que este tipo de proyectos ha tenido resultados limitados donde se han probado.

La tecnología que se utilizará mayormente para llevar a cabo esta técnica, explicó Walker, es la inyección de cloruro de calcio y yoduro de plata en las nubes.

El objetivo es provocar lluvias en las cuencas o sobre los embalses de Carraízo, La Plata y Cidra, que suplen de agua al área metropolitana de San Juan, principalmente.

De acuerdo con Walker, los expertos Méndez Tejeda, Jiménez y Mayol trabajarán junto a la empresa estadounidense Seeding Operations & Atmospheric Research, contratada por la AAA para determinar la efectividad de la siembra de nubes en Puerto Rico y el Caribe.

El proyecto de investigación, cuyo costo mensual es de cerca de 66.500 dólares, se pondrá en marcha gracias a una orden administrativa que otorgó el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

"Desde la AAA, auspiciaremos este proyecto de investigación no solo porque entendemos que es importante intentar y ver los resultados, sino porque el proceso ayudará a propiciar una política pública específica en investigación", afirmó el presidente de la AAA, Alberto Lázaro.

Méndez, sin embargo, apuesta a que las autoridades puertorriqueñas reactivan los alrededor de 200 pozos de agua que según dijo hay en el área norte de Puerto Rico que podrían ayudar a paliar con mayor probabilidad el racionamiento de agua en la isla caribeña por la falta de precipitación desde hace varios meses.

Según Méndez Tejada, el Gobierno puertorriqueño construyó en 1994, después de la última sequía que afectó a la isla caribeña, varios pozos de los que cree que podrían haber algunos contaminados, pero aseguró que algunos se podrán utilizar.

"Están todos en la vertiente norte. Estoy de acuerdo con que racionen, pero cada 12 horas y no 48 como han implantado", dijo Méndez sobre los cortes de suministros que afectan a la población. Una vez culminen los tres meses de investigación, la UPR y la AAA presentarán un informe con los resultados al Departamento de Recursos Naturales.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus