•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las alarmas de la poderosa industria tabacalera se encendieron ante la posibilidad de que Chile apruebe una estricta ley antitabaco, que lo pondría junto con Uruguay y Panamá a la cabeza de América Latina, una región que acelera el paso en su lucha contra el cigarrillo.

A diez años de la entrada en vigencia del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, la región donde se originó la planta y que alberga a varios de sus principales productores ha ratificado en su totalidad el convenio, con excepción de Argentina, Cuba y República Dominicana.

"Se está progresando muy rápidamente, eso no quiere decir que se han cumplido todos los objetivos" ya que "aún quedan algunos problemas que abordar", dijo a la AFP Armando Peruga, gerente de la iniciativa libre de tabaco de la OMS.

Uruguay rompió el hielo en 2006, transformándose en el primer país en Latinoamérica "libre de humo de tabaco".

Dos de las medidas implementadas por este país -extender al 80% las advertencias en las cajillas y limitar la venta a un único producto por marca- le valieron sin embargo un feroz enfrentamiento con la tabacalera Philip Morris (PMI), que en 2010 inició un inédito juicio que aún está en curso.

Fue la primera ofensiva de la industria ante la expansión de controles antitabaco en la región para bajar la mortalidad por enfermedades provocadas por el cigarrillo, que se estima matan a seis millones de personas al año.

Lo siguió Panamá, que en 2008 fue el primero en prohibir toda forma de promoción y publicidad -incluida la exhibición de productos tabacaleros- además de imponer fuertes impuestos a la industria.

El país es el de menor prevalencia de consumo en Latinoamérica junto a Ecuador, con 4% cada uno, según un informe publicado por la OMS en 2015.

El plan chileno 

Con el peso de ser uno de los países con mayor prevalencia de tabaco en el mundo y el primero en América Latina, Chile busca ahora prohibir los aditivos y extender los espacios libres de humo. Aprobada ya en el Senado, la iniciativa ahora debe ser sancionada por los diputados.

"Chile ya es uno de los países con las reglas sobre control de tabaco más fuertes, pero sin duda si pasa la ley tal como está concebida (...) quedará a la par de Uruguay, que es hoy el país más avanzado, y Panamá", estimó Peruga.

El proyecto se concentra en alejar a los niños del cigarrillo, con medidas como habilitar en las playas más concurridas zonas para fumadores vetadas para menores. También en parques y plazas habrá restricciones y en estadios sólo se podrá fumar en zonas habilitadas.

"Lo que están haciendo las tabacaleras -que están perdiendo fumadores en todas partes del mundo- es reemplazarlos por nuevos fumadores y su objetivo son los niños", dijo a la AFP Guido Girardi, médico y senador oficialista impulsor del proyecto.

En cuanto a la publicidad, Chile busca implementar una cajilla genérica con igual diseño para todas las marcas y con su empaquetado cubierto totalmente por advertencias, medidas consideradas por la industria una violación a la propiedad intelectual.

"Medidas desproporcionadas" 

La reacción de las tabacaleras no se hizo esperar en un país cuya industria de tabaco mueve en el entorno de los 2.000 millones de dólares.

Si la cajilla genérica golpea a las tabacaleras, las normas sobre control de aditivos amenazan la producción de tabaco en Chile, según la British American Tobacco (BAT), que acapara más de 90% del mercado chileno (unos 13 billones de cigarrillos al año).

"Si se aprueban las condiciones que hoy día están definidas la planta de tabaco se cierra", advirtió Carlos López, director de asuntos corporativos de BAT en Chile, considerando que parte de la legislación en estudio contiene "medidas desproporcionadas" y "muchas de ellas ilegales".

"Fundamentalmente los temas asociados al empaquetado genérico, regulaciones arbitrarias de ingredientes y prohibiciones sin sólidos fundamentos científicos como en el caso de mentol", puntualizó a la AFP.

El 40% del mercado chileno consume cigarrillos con mentol, lo que para los impulsores de la ley y la OMS deja en evidencia que este tipo de ingredientes es el señuelo para atrapar a los menores, lo que es especialmente relevante en Chile, el país con mayor prevalencia de consumo de tabaco en mujeres adolescentes.

De aprobarse la ley, Chile sería el primer país en prohibir de hecho el mentol, ya que Brasil también lo prohibió pero su implementación todavía está pendiente, mientras que en Canadá no está permitido en algunas provincias.

BAT advierte por su parte que estas medidas harían subir los niveles de contrabando y mercado negro, que según la empresa creció en torno a 400% en los últimos cinco años.

 "Matando" a los productores 

Un informe de la Sociedad Nacional de Agricultura (gremio) cifró en casi medio centenar los agricultores de tabaco en el país sudamericano, producción que genera empleo directo a 3.000 personas e indirecto a unas 15.000.

Lejos de las oficinas y del Congreso, en el campo chileno los productores están preocupados.

"Con esta ley están matando la pequeña agricultura", dijo a la AFP el productor Miguel Urzúa, mientras tres operarias seleccionaban en un galpón los últimos fardos de hojas de tabaco de la temporada.

"No hay nada alrededor que nosotros podamos hacer para compensar lo que ganamos" vendiéndole tabaco a la BAT, agregó Urzúa, que promete pelear para evitar la aprobación de la ley.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus