•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Chile anunció este lunes la creación de dos áreas marinas protegidas, entre ellas una muy extensa zona en Isla de Pascua, un territorio insular chileno ubicado en medio del Océano Pacífico, considerada un oasis para la biodiversidad.

Cuando se concreten ambas iniciativas, sumadas la áreas que ya se encuentran protegidas, Chile habrá protegido "una superficie total de más de un millón de kilómetros cuadrados, constituyéndose en su conjunto en uno de los espacios de protección marina más grandes del mundo", dijo la mandataria chilena Michelle Bachelet, en la inauguración de la conferencia Nuestro Océano.

El anuncio provocó aplausos entre la audiencia, parte de ella indígenas nativos.

La conferencia, liderada por Estados Unidos, reúne en este balneario a representantes de 20 gobiernos y parte de las organizaciones conservacionistas más importantes del planeta.

El área protegida en Isla de Pascua, sumada a las existentes en Motu Motiro Hiva -Iorana-, completa un total de protección de 720,000 km2 alrededor de esta icónica islachilena, distante a unos 3,500 km del territorio continental de Chile y habitada por unas 4,000 personas.

Por su extensión, el nuevo parque es considerado una de la áreas marinas totalmente protegida más grande del mundo, un verdadero "oasis" de nutrientes en una zona del océano Pacífico en la que el agua es muy pobre en alimento.

Más reservas en Estados Unidos

Durante esta conferencia, el presidente Barack Obama también debe anunciar, a través de un mensaje en video, dos nuevos santuarios marinos en Estados Unidos, anunció la Casa Blanca.

El primero de ellos será un área de 2,300 kilómetros cuadrados en el Lago de Michigan (Wisconsin), donde hay docenas de barcos naufragados; y el otro corresponde a Mallows Bay, en el río Potomac (Maryland), que también cuenta con numerosos navíos hundidos.

Además, la conferencia, a la que asiste el secretario de Estado John Kerry, será el escenario para que Estados Unidos promueva un plan mundial de regulación del comercio de la pesca.

Un océano único

Por convenios internacionales, la nueva área protegida en Isla de Pascua debe ser sometida a la aprobación de la comunidad indígena Rapa Nui.

"Esta zona cuenta con las únicas fuentes hidrotermales en aguas chilenas. Su temperatura y composición mineral permite que aquí puedan vivir numerosas especies en ambientes extremos", dijo la organización conservacionista "The Pew Charitables Trusts".

El lugar "es de gran importancia para el desove de muchas especies, incluidos atunes, tiburones, marlines y pez espada. Su protección a gran escala permitiría conservar alrededor de 142 especies que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo", indicó.

"Mundialmente famosa por sus estatuas moais, Isla de Pascua ahora será conocida como un líder global en la conservación del océano", dijo Joshua S. Reichert, de la organización Pew, que lideró las iniciativas para la protección del parque marino.

"Este parque marino no solo conservará a muchas especies marinas que llaman a las aguas de Isla de Pascua su hogar pero también las tradiciones de nuestros ancestros" polinesios y el pueblo de Rapa Nui, afirmó por su parte el alcalde de Isla de Pascua, Pedro Edmunds Paoa, en un declaración distribuida por la organización Pew.

Nazca-Desventuradas

Bachelet anunció también la creación de otro parque marino. El de Nazca-Desventuradas, que incluye las islas de San Félix y San Ambrosio, en las cercanías del archipiélago de Juan Fernández, también sobre el Pacífico.

"Este Parque Marino alcanzará una vasta superficie de la Zona Económica Exclusiva de estas islas, con una extensión de más de 297.000 kilómetros cuadrados", señaló Bachelet.

Junto con ello, se crea también un Área Marina Costera Protegida y una red de Parques Marinos en el Archipiélago de Juan Fernández, que suman cerca de 13.000 kilómetros cuadrados de superficie protegida.

"Con ambas acciones contribuimos a la conservación de la rica biodiversidad marina de esa amplia zona del Pacífico", agregó la mandataria.

En febrero de 2013, la organización internacional de conservación marina, Oceana, organizó una expedición a la zona, considera uno de los últimos ambientes marinos potencialmente prístinos de América del Sur, encontrando "bosques de algas ondulantes, abundantes poblaciones de peces, incluidos enormes atunes, vidriolas y tiburones de aguas profundas, además de frágiles corales de profundidad".

También en "los fondos marinos de esta zona se encontraron en condiciones excepcionales, sin señales de impacto humano", destacó la organización.

La reunión Nuestro Océano, que finaliza el martes, tratará también sobre la contaminación con plástico del océano Pacífico, pesca ilegal y acidificación de los mares.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus