•   Copenhague  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El sueco Tomas Lindahl, el estadounidense Paul Modrich y el turcoestadounidense Aziz Sancar fueron distinguidos hoy con el Premio Nobel de Química por proporcionar con su trabajo información fundamental sobre el sistema de reparación a nivel molecular del ADN dañado.

Lindahl, nacido en 1938 en Estocolmo (Suecia), se doctoró en 1967 por el Instituto Karolinska y actualmente es jefe de grupo emérito del Instituto Francis Crick de investigación biomédica en Londres.

Ocupa asimismo el cargo de director emérito de investigación sobre el cáncer en el Laboratorio Clare Hall de Herfordshire (Reino Unido), centro que dirigió entre 1986 y 2005.

Previamente ejerció como catedrático de química médica y fisiológica en la Universidad de Goteburgo (Suecia) entre 1978 y 1982.

Desde su laboratorio de mutagénesis en Clare Hall -que dejó de funcionar en 2009-, Lindahl ha descrito diferentes vías para reparar el ADN en un proyecto a largo plazo orientado a ofrecer una mayor conocimiento de los mecanismos de defensa celular contra daños del genoma humano.

Entre otras distinciones, Lindahl cuenta con la Medalla Real y la Medalla Copley de la Real Sociedad de Londres, así como con el Prix Etranger, que otorga el INSERM (el Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica francés).

Paul Modrich, nacido en 1946, se doctoró por la Universidad de Stanford (EE.UU) en 1973 y actualmente es investigador en el Instituto Médico Howard Hughes y catedrático James B. Duke de bioquímica en la Facultad de Medicina de la Universidad Duke de Durham, (EE.UU.).

El trabajo de Modrich, que también es miembro del Instituto del Cáncer de Duke, se centra en la bioquímica de los ácidos nucleicos, la biología del cáncer y los orígenes de la mutación.

Desde su laboratorio de la Universidad de Duke, el equipo en torno a Modrich ha reconstituido el sistema de reparación de desajustes genéticos de la bacteria E.coli, que comprende diez reacciones e incluye las proteínas MutH, MutLm, MutS y MutU para corregir estas mutaciones.

A partir del estudio de este sistema de corrección, los científicos en torno a Modrich pudieron observar que el mecanismo de reparación en células humanas es similar al de la bacteria.

La inactivación genética de las proteínas humanas MutS y MutL confieren resistencia a determinados agentes quimioterápicos que pueden resultar mortales al inducir una respuesta apoptótica.

Modrich ha demostrado que las lesiones citotóxicas producidas por estos medicamentos son reconocidos por el sistema humano de reparación de mutaciones.

Entre sus distinciones figura el de miembro de la Academia Estadounidense de Artes y Ciencias y del Instituto de Medicina de las Academias Nacionales de Estados Unidos.

Sancar, nacido en 1946 en Savur (Turquía), se doctoró en 1977 por la Universidad de Texas, en el estado norteamericano de Dallas y es catedrático Sarah Graham Kenan de bioquímica y biofísica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill (Estados Unidos).

Su investigación se centra en la reparación del ADN y la regulación del ritmo circadiano.

Entre sus distinciones figuran el de catedrático visitante distinguido de la Academia Sinica (China), exalumno distinguido de la Universidad de Dallas, y fue elegido miembro de la Academia de Ciencias de Turquía en 2006, de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en 2005 y de la Academia Estadounidense de Artes y Ciencias en 2004.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus