•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La séptima edición del Salón del Ocio y la Fantasía (SOFA) alberga desde hoy en Bogotá a todas las corrientes de la cultura del entretenimiento para demostrar que Gokú, Naruto, Darth Vader y Batman, además de ser personajes que inspiran a miles de jóvenes, son un modelo de negocio para pequeños y medianos empresarios.

En los pabellones del centro de exposiciones y convenciones Corferias, unos 200 expositores participan en esta feria, donde muestran los tesoros más preciados para los amantes de la cultura del entretenimiento, como las relucientes siete Bolas de Dragón, el característico gorro de paja de "One Piece" o el martillo de Thor.

SOFA 2015 es una de las plataformas de entretenimiento alternativo más grandes de Latinoamérica, pero también "un pulmón cultural en la ciudad que además convoca el estado del arte en las comunidades", explica a Efe Constanza Peña, portavoz de la feria, que se celebra hasta el próximo 2 de noviembre.

"De alguna manera invitamos a la gente a moverse a través de lo que les gusta, a que el ocio lo tomen positivamente y a desmitificar un poco este mundo porque todo esto son también empresas, son también proyectos rentables", agrega Peña.

Ante el crecimiento de esta industria, pequeños y medianos empresarios latinoamericanos han agarrado la ola de pasiones que desatan estos caricaturescos personajes para rentabilizar nuevas líneas de negocio.

Brasieres con la cara de Darth Vader, pantis con el rostro de Frida Kahlo o tangas con la imagen de Batman o Superman, son algunas de las prendas de ropa interior femenina de la empresa Vanity Colors que empezó con esta línea alternativa hace un año.

"La idea se le ocurrió a la diseñadora de la empresa junto a nuestro equipo de trabajo, principalmente para cubrir el mercado de las personas que tienen esa afición de los personajes de cómics", comentó a Efe el director de Vanity Colors, Jorge Porras.

Las piezas en las que aparece la reivindicativa pintora mexicana son las que mejor se venden, según Porras.

En el caso de la tienda de coleccionables, muñecos y peluches Anime Sektor, ubicada en Bogotá, decidieron personalizar con diseños propios las colecciones de DVD de sus clientes.

El administrador de este establecimiento, Óscar Ovalle, trabaja desde hace doce años con el anime, un mundo que personalmente le "fascina mucho, sobre todo por las historias ya que hay algunas que tienen enseñanza de vida".

Al SOFA también han acudido la Academia de Lenguas Orientales, cuyos alumnos realizan serigrafías en japonés y retratos estilo manga, más de 400 malabaristas y acróbatas, así como centenares de personas anónimas que se pasean disfrazadas con los uniformes de sus héroes, los llamados "cosplays".

La feria también alberga la primera Convención Colombiana de Circo, una manifestación artística que ha abandonado ese concepto familiar, transeúnte, que necesariamente se celebraba en carpas picudas blancas y rojas.

"El nuevo circo es un arte que practican muchos jóvenes. Ya no se practica en una carpa como se hacía de manera tradicional, sino que se puede practicar en otros escenarios como la calle o el teatro, es más versátil. Es otra tendencia", señaló a Efe Carolina Moreno, representante en Colombia de la empresa Cabeza de Martillo.

Esta tienda, cuya casa matriz opera en Chile desde hace 16 años, vende todo tipo de elementos circenses como diábolos y pelotas para malabares a "jóvenes que ven en el circo una manera de usar su tiempo libre".

"El circo es un mundo de magia donde todo cabe realmente. Es un mundo de ensueño. Además de trabajar tu cuerpo, también trabajas tu cerebro porque estás trabajando los dos hemisferios. Es un ejercicio", relata con ilusión Moreno.

Como Moreno, cientos de jóvenes dan rienda suelta a sus pasiones sin complejos en una fiesta en la que las Tropas de Asalto de la Estrella de la Muerte hacen cola para comprar un refresco con Mario Bros, Pikachú o Finn el Humano.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus