•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una reunión ministerial en París siguió desbrozando el terreno del cónclave mundial que buscará un acuerdo "necesario" y "urgente" contra el cambio climático, aunque aún queda un trabajo "considerable" por hacer, admitieron el martes los participantes.

La Conferencia de París (COP21), que se llevará a cabo del 30 de noviembre al 11 de diciembre, se inaugurará en presencia de 117 jefes de Estado y de gobierno, entre ellos los presidentes Barack Obama (EEUU), Xi Jinping (China) y Vladimir Putin (Rusia).

El cónclave preparatorio que los ministros de sesenta países llevaron a cabo del domingo al martes permitió "avances" en varios campos, destacó el ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius.

Citó en particular la decisión de "hacer un balance" cada cinco años del cumplimiento de los compromisos nacionales sobre reducción de gases con efecto invernadero (GEI).

Esas revisiones permitirán "revisar al alza" los compromisos, con el fin de "colmar la brecha" respecto a la meta de limitar el calentamiento global a 2º centígrados en comparación con las temperaturas promedio de la era preindustrial.

Otro "avance", dijo Fabius, se registró en las discusiones sobre financiación de la adaptación al cambio climático de los países pobres por parte de los países ricos, principales responsables históricos de las emisiones de gases con efecto invernadero.

El fondo previsto hasta ahora, de 100,000 millones de dólares anuales, será solo "un piso", que podrá incrementarse a partir de 2020 con "contribuciones suplementarias", indicó el ministro francés.

Compromisos contra viento y marea

"Estamos más movilizados que nunca", pero "la tarea sigue siendo considerable", admitió Fabius en una rueda de prensa junto al ministro de Ambiente peruano Manuel Pulgar Vidal (presidente de la COP20 en Lima) y la responsable de la ONU para el Cambio Climático, Christiana Figueres.

También Figueres reconoció que los líderes planetarios siguen confrontados a numerosos "desafíos", pero que la reunión preparatoria corroboró que hay amplia conciencia de que un acuerdo global es "posible", "necesario" y "urgente", pues representa "la última oportunidad de invertir las emisiones".

Los compromisos enviados hasta ahora por la mayoría de los 195 países que participarán en la Conferencia de París alejan el espectro de un aumento catastrófico de las temperaturas de 4º, pero aún están bastante por encima del 2º, un objetivo que incluso parece poco ambicioso para países insulares amenazados por la subida del nivel de los océanos, y que querrían limitar el alza de la temperatura a 1.5º.

Pero los participantes no bajan los brazos y esperan avanzar incluso después de la Conferencia de París, pues el acuerdo que se negocia solo entrará en vigor en 2020.

"Hay que tener en cuenta que se están planteando revisiones -se discute si [la primera revisión] se va a hacer en el 2018 o el 2019 - (...) y que el acuerdo climático que se logre en París entra en vigencia en 2020", dijo Pulgar Vidal a la AFP.

Reconstruir la confianza

Pero por encima de todo, según el ministro peruano, el envío de contribuciones nacionales "permitió reconstruir la confianza después del fracaso de Copenhague", la Conferencia sobre el clima que en 2009 terminó sin compromiso alguno tras tensas y agobiantes negociaciones.

Pero después de ese revés, los impactos del calentamiento global se fueron agravando y países hasta ayer reticentes a sumarse a los esfuerzos, como China (que se ha convertido en el primer emisor mundial de GEI), se han convertido en importantes motores del proceso de negociaciones.

Incluso Arabia Saudita, un gran productor de petróleo reacio a una salida rápida de las energías fósiles, presentó el martes sus compromisos con las reducciones de GEI.

"Entonces es importante ver que sí se está evolucionando, y la idea es que, entre la ambición del pre 2020 y el acuerdo de París, podamos estar seguros de que vamos a cumplir con lo que la ciencia recomienda", agregó Pulgar Vidal.

El nivel de concentración de GEI alcanzó un nuevo récord en 2014, indicó el lunes la Organización Meteorológica Mundial.

Y la inacción en materia de lucha contra el cambio climático podría sumir en la pobreza extrema a 100 millones de personas en los próximos quince años, según un informe del Banco Mundial publicado el domingo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus