•   Dacca, Bangladesh  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos hombres y un niño supuestamente con la enfermedad del hombre árbol fueron atendidos hoy en una clínica del norte de Bangladesh, con aparatosas verrugas en manos y pies con apariencia de corteza de árbol, informó a Efe un responsable médico.

Estos nuevos casos llegan apenas dos semanas después de que el joven Abul Bajandar, del sur del país, fuera parcialmente operado con éxito en Dacca de esta extraña dolencia, conocida como epidermodisplasia verruciforme y de la que se tiene constancia de muy pocos pacientes en el mundo.

"En sus uñas han crecido prolongaciones y las palmas están cubiertas por grandes verrugas. Creemos que se trata de la enfermedad del hombre-árbol", afirmó Ziaur Rahman, jefe del centro médico de distrito de Pirganj en el que fueron atendidos, en la provincia septentrional de Rangpur.

Según Rahman, los pacientes -Baset Alí, de 55 años; su hermano Tajul Islam, de 48, y el hijo de este, Ruhul Amin, de ocho- llevan sufriendo estos problemas desde hace mucho tiempo y en la actualidad mendigan para salir adelante, pues la enfermedad les impide trabajar.

La fuente agregó que Alí se había cortado recientemente las verrugas, lo que le ha ocasionado una gran pérdida de sangre y que el padre de los hermanos, ya fallecido, había sufrido supuestamente la misma enfermedad.

Los pacientes serán trasladados mañana al principal hospital público provincial, en la ciudad de Rangpur, donde serán examinados en mayor profundidad, a la espera de ser eventualmente enviados al Hospital Universitario de Dacca, donde fue operado a finales de febrero Bajandar y que ha solicitado su ingreso.

"Los síntomas son similares, pero hasta que no veamos el caso y hagamos un diagnóstico no podremos decir si se trata de la enfermedad del hombre árbol", declaró a Efe el doctor Samanta Lal Sen, coordinador de la unidad de quemados y cirugía plástica de ese hospital.

Sen recordó que de momento no se conoce cura para la enfermedad, a priori de carácter hereditario pero no contagiosa, con lo que las operaciones solo sirven para proporcionar alivio temporal a los pacientes.

"La primera operación de Bajandar en la mano derecha ha transcurrido bien. La próxima semana le intervendremos en la mano izquierda y posteriormente en el resto de extremidades. Es posible que tenga que permanecer ingresado un año", subrayó Sen.

A Abul Bajandar, de 26 años y originario de la provincia meridional de Khulna, las verrugas le habían empezado a crecer hace más de una década y aunque pasó por diferentes clínicas, incluso en la vecina India, no fue hasta el pasado febrero que su caso se hizo conocido.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus