•   Redacción Internacional  |
  •  |
  •  |
  • EFE

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, cada año unos 14 millones de personas son diagnosticadas con cáncer y unos ocho millones mueren a causa de esta enfermedad.

El oncólogo José Ramón Germà Lluch es uno de los adalides de la guerra contra el cáncer; basado en su experiencia, destaca la importancia que tiene la prevención. Con este objetivo escribió el libro 'Los siete pilares anticáncer'. El especialista afirma que si se siguen estas reglas, se evita la aparición del 40 por ciento de los tumores.

“Significa que de los 14 millones de personas que tienen cáncer en el mundo, cinco millones de ellas no lo tendrían”, subraya.

¿Cuáles son esos siete pilares anticáncer?

Tienen que ver fundamentalmente con la dieta sana, la detección precoz mediante campañas de tamizaje (como las citologías y los exámenes de la próstata), algunas vacunas que previenen cánceres de origen infeccioso, el no consumo de cigarrillo, el control de la obesidad, la protección contra los rayos ultravioleta del sol y también con el mayor seguimiento a quienes tienen antecedentes familiares de cáncer.

¿Cómo ayudan las vacunas?

Hay dos grandes vacunas: la primera es el biológico contra la hepatitis B, que reduce significativamente el riesgo de cáncer de hígado. A ella se suma la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH); sin la infección causada por este agente, no hay cáncer de cuello uterino.

¿Son importantes, en el desarrollo de este cáncer, las relaciones sexuales precoces?

Si somos capaces de vacunar a las niñas a los 12 años, antes de las primeras relaciones sexuales, podemos encontrar un descenso masivo de este cáncer.

¿Qué importancia tiene el diagnóstico precoz?

Si siempre diagnosticáramos temprano, un alto porcentaje de los cánceres se curaría. Así de sencillo. Ocurriría con casi todos los tumores, excepto dos o tres, que son capaces de evolucionar muy rápido en estadios relativamente precoces. Me refiero fundamentalmente al cáncer de pulmón y al de páncreas.

¿Qué hacer en estos casos?

Con el de pulmón no tenemos que trabajar el diagnóstico precoz, sino en procurar que la gente no fume más. En cuanto al de páncreas, que es el gran desconocido, sabemos que su desarrollo tiene que ver con el cigarrillo, el consumo de café y algún tipo de dieta, pero todavía no sabemos exactamente cómo encausarlo para diagnosticarlo tempranamente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus