•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

A medio camino entre el folk y el rock, la cantautora Elena Lacayo ha encontrado la manera de reivindicar el derecho a emigrar y dar voz a la comunidad hispana que intenta abrirse camino en Estados Unidos.

La artista, voz de la banda Elena & Los Fulanos, acaba de lanzar un nuevo vídeo musical, "Amor Migrante", con el propósito de "hacer arte con una misión", la de dar visibilidad a "historias personales" de los inmigrantes, explicó Lacayo en una entrevista con Efe.

Tras años de activismo por los derechos de los inmigrantes, Elena Lacayo, estadounidense de origen nicaragüense, cambió la oficina por el estudio de grabación para recuperar ese "idealismo de cambiar las cosas" que comenzaba a "perder" detrás de una pantalla de ordenador.

"Amor Migrante" narra la historia verídica de separación de familias como resultado de las leyes de inmigración, y cuenta con el apoyo de cuatro organizaciones defensoras de los derechos de los inmigrantes.

"La historia siempre es la misma", dice Lacayo: o los padres emigran y dejan al cuidado de otros parientes a hijos demasiado pequeños para resistir el peligroso viaje o, al contrario, mandan a sus hijos mayores, pero aún así niños, en busca de una vida mejor.

"Amor Migrante" toma la "perspectiva de una madre que deja a su hijo atrás", Rosario Reyes, una mujer indocumentada de El Salvador que vino a EE.UU. con su hijo mayor a reunirse con su marido, pero tuvo que dejar con sus parientes a su hijo menor por ser un bebé.

Tras más de una década en EE.UU., el matrimonio Reyes ha tenido un tercer hijo, ciudadano estadounidense, y al bebé que dejó atrás y que ahora tiene doce años no lo ha vuelto a ver, ya que si los padres salen del país no podrán volver a entrar.

Además, si regresan, en sus países corren riesgo de "ser secuestrados", porque las pandillas "creen que tienen dinero y conexiones" por el hecho de haber vivido en EE.UU., señaló Lacayo.


En el vídeo Rosario Reyes mantiene una conversación telefónica con su hijo mediano, al que "le pide perdón" porque "siente que le traicionó", ya que está destinada a arrastrar ese "sentimiento de culpa", según Lacayo.

"Todos tenemos la misma historia", dijo la cantautora en referencia a cómo el emigrante vive siempre a caballo entre dos mundos, distanciado de sus seres queridos.

Por eso, en su primer álbum, "Miel Venenosa", que incluye el tema "Amor Migrante", no solo fusiona estilos musicales sino que tiene tanto canciones en inglés como en español.

Nacida en Nueva Orleans (Luisiana, EE.UU.), Lacayo cuenta que sus padres huyeron de Nicaragua durante el conflicto de los ochenta.

"Yo solo sabía que no podíamos viajar" de regreso, algo que la familia Lacayo solo haría al cumplir su hija ocho años.

Pero volvió a EE.UU. para estudiar en la Universidad de Notre Dame (Indiana) y de ahí se mudó a Washington para trabajar en la "justicia social", primero en una organización cristiana.

Corría el año 2006 y, bajo el mandato del presidente George W. Bush, se reabrió el debate migratorio, con manifestaciones multitudinarias históricas que pedían una reforma legal.

Lacayo comenzó a trabajar en el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la mayor organización de defensa de los hispanos, donde se dedicó a brindar "recursos legales" contra leyes federales restrictivas para los inmigrantes que tramitaba el Congreso.

La activista compara la tensión de entonces con la actual, en plena carrera hacia la Casa Blanca, por el "discurso antiinmigrante" del virtual candidato republicano,Donald Trump, al que considera un "loco".

Y confiesa que le "da tristeza" escuchar "el odio y la intolerancia de Trump" pero que no lo siente como una "amenaza" porque confía que "la comunidad latina saldrá a votar" por la opción del partido demócrata, sea cual sea.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus