•   Gran Canaria  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Brad Pitt ha rodado todo tipo de escenas que la magia del cine hace parecer heroicas, pero seguro que no imaginaba que en Canarias se le va a recordar por una niña a la que sacó de una multitud que la aplastaba contra las vallas en su último rodaje: "Fue él quien me ayudó".

Son las 15.00 horas (13.00 GMT), Claudia sale del colegio con una rebeca que le hace pasar calor, porque hay 24 grados en Las Palmas de Gran Canaria, pero no le importa: "Es la que llevaba puesta cuando me cogió Brad Pitt. No me la he quitado desde entonces", confiesa a Efe.

Esta escolar de once años aspira desde hace años a convertirse en actriz; por eso, pidió a sus padres que la apuntaran a una escuela de interpretación y, por eso, no dudó el pasado domingo en acudir con varias horas de antelación a una de las calles donde el director Robert Zemeckis rodaba "Allied" para ver en primera fila cómo es una superproducción de Hollywood.

Lo que Claudia no podía imaginar es que, por unos días, le iba a robar el protagonismo a la actriz francesa Marion Cotillard, que interpreta a una combatiente de la residencia con la que el oficial de inteligencia Max Vatan (Brad Pitt) contacta en una arriesgada misión en plena Segunda Guerra Mundial, rodeados de espías nazis.

"Cuando Brad Pitt se acercó a las vallas, como es un actor famoso, la gente hizo avalancha. Y mi madre y yo estábamos en la parte de delante. Fue muy agobiante. Mi madre me levantó por los pies, y él me ayudó y me intentó tranquilizar", cuenta, risueña.

Un susto

El episodio acabó bien, sin más consecuencias para ella y su madre que un susto... Y el privilegio de haber sido invitadas a seguir el rodaje de cerca, junto al equipo de filmación, por el mismísimo Brad Pitt, que luego se acertó a interesarse por cómo se encontraban y se prestó a hacerse unas fotos con ella.

Pero, con todo, fue "muy agobiante", apunta la madre, María Dolores Hernández: "La gente empezó a agolparse contra la valla, y yo oía a la niña decir: '¡Mamá, me agobio! ¡Sácame¡'. En ese momento pasaba Brad Pitt, vio a la niña asustada, corrió hacia nosotras y la levantó en el aire. La atendieron y la llevaron a la UVI móvil".

Hernández dice que fue ella misma quien pidió ayuda a la estrella estadounidense, porque "era el único que se estaba dando cuenta" de lo que estaba pasando tras la valla, en las primeras filas.

"Se abrazó a mi hija, fue superlindo. Sé que es un señor mediático, un gran actor, pero para mí es todo un caballero", confiesa Hernández, a la que le han llegado noticias de que el artista ha preguntado a través de las redes sociales cómo se encuentra la niña.

Por si hay alguna duda, la propia Claudia se lo resume: "¡Súper!", apunta, antes de añadir orgullosa: "Además, yo quiero ser actriz, así que voy a seguir sus pasos".

Por el momento, Robert Zemeckis, Brad Pitt, Marion Cotillad y las más de 300 personas que componen el equipo de "Allied" en Canarias han abandonado la isla para empezar a rodar en la isla de Fuerteventura, donde ahora Max Vatan y Marianne Beausejour seguirán viviendo su aventura en el desierto tras las líneas enemigas. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus