•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Marte está emergiendo de un largo periodo glacial según las medidas de sus casquetes de hielo polar, que podrían ayudar a establecer en qué momento el planeta rojo fue habitable.

Una investigación publicada este jueves en la revista estadounidense Science confirma esta teoría que hasta ahora sólo había sido prevista en modelos matemáticos.

Los investigadores, entre ellos Isaac Smith del Instituto de Investigación del Suroeste (Southwest Research Institute) en Boulder (Colorado) en Estados Unidos, determinaron que los hielos marcianos comenzaron su repliegue hace unos 370.000 años.

Este descubrimiento se basa en observaciones hechas por un radar de la Nasa ubicado a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter.

El trabajo permite comprender mejor las variaciones climáticas que ha tenido Marte y sus diferencias con respecto a la evolución del clima terrestre.

Como ocurre en la Tierra, Marte conoce ciclos estacionarios aunque estos son más largos, lo que impacta en la distribución del hielo.

Las estaciones podrían ser también más pronunciadas en el planeta rojo, debido a que el eje de rotación de Marte varía hasta 60 grados durante periodos que se extienden de entre cientos de miles a millones de años.

En comparación el eje sobre el cual gira la Tierra no varía más que dos grados en los mismos periodos.

Esta gran variabilidad de su eje de rotación determina las cantidades de luz solar que alcanzan las diversas latitudes en la superficie del planeta y determina la estabilidad del hielo.

El recalentamiento en las latitudes medias hace que los hielos se acumulen en los polos.

Gracias a mediciones del grosor del casquete polar, los investigadores han calculado que desde el fin de la última era glacial, hace unos 370.000 años, éste ha acumulado unos 87.000 kilómetros cúbicos de hielo, la mayor parte en el polo norte.

Este volumen es equivalente a un espesor de 60 centímetros, si esa cantidad de hielo se distribuyera uniformemente sobre el conjunto de la superficie del planeta.

Los resultados de esta investigación permitirán elaborar nuevos modelos climáticos tomando en cuenta el movimiento de los hielos entre los polos y las latitudes medias durante los ciclos climáticos.

"El estudio glacial de Marte es importante para la exploración humana del planeta en el futuro pues el agua será esencial para establecer un puesto de avanzada habitable", señaló el profesor Isaac Smith.

La Nasa tiene previsto realizar una primera misión tripulada hacia el planeta rojo hacia la década que comienza en 2030.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus