•   Shanghái, China  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El primer parque temático de Disney en China, el llamado Complejo Disney de Shanghái, fue inaugurado hoy bajo una fina llovizna, a los pies del castillo Disney más alto del planeta, por el viceprimer ministro chino Wang Yang y el presidente ejecutivo de la compañía, Bob Iger.

En una modesta ceremonia de apertura, en la que también participaron el secretario general del Partido Comunista de China en Shanghái, Han Zheng, y el alcalde de la ciudad, Yang Xiong, el parque fue declarado oficialmente inaugurado a las 11.00 de hoy (03.00 GMT).

Wang leyó una carta de felicitación del presidente chino, Xi Jinping, quien celebró que el parque tenga "una pincelada de características chinas" y sea una muestra de "compromiso con la cooperación multicultural" y de colaboración exitosa entre China y EEUU.

Además, Wang no pasó la ocasión de comentar lo auspicioso de que lloviera: "Se nota que el proyecto está bien visto por los cielos, porque hoy tenemos lluvia", comentó, ya que "la lluvia es símbolo de buena fortuna, así que espero que esta sea una lluvia de dólares o de yuanes".

Tras el corte de cinta inaugural por parte de Wang, Han e Iger, una breve y modesta actuación musical con decenas de bailarines y personajes clásicos de Disney, a los pies del castillo, sirvió para declarar abierto el parque, con una canción en chino cuyo estribillo repetía "Zai women mengxian" ("En nuestro sueño").

De esta manera, 14 años después de que se iniciaran en 2002 las primeras conversaciones para abrir un parque Disneyland en Shanghái, que no vio el visto bueno de Pekín hasta 2009 y no se empezó a construir hasta 2011, nace el que Iger describió ayer como "el Disney de China, más que Disney en China", por su sabor oriental.

Se trata del séptimo y el más pequeño de los parques de la compañía en todo el mundo, aunque en esta ocasión es fruto de una empresa mixta con el conglomerado de empresas estatales de Shanghái Shengdi, que controla el 57 por ciento del proyecto.

Con una inversión, hasta ahora, de 5.500 millones de dólares para esta primera fase (que incluye 1,16 kilómetros cuadrados de parque en sí, 2,74 más para aparcamientos y zonas de hostelería, y otros 3 ya adjudicados para futuras ampliaciones del recinto), queda por ver ahora la respuesta del público chino.

Si en 2009 se hablaba de que el proyecto podría atraer unos 7 millones de visitantes al año, ahora Disney espera acoger hasta 15 millones.

Entretanto, casi todas las entradas desde hoy hasta septiembre están ya vendidas, y cerca de un millón de personas visitaron los alrededores del parque desde que el metro local llegó hasta el recinto en abril pasado.

De hecho, los destrozos que hizo la multitud en la zona durante la semana vacacional del Primero de Mayo hicieron temer a muchos por la ya de por sí denostada imagen de los a veces poco cívicos turistas chinos, por lo que las autoridades shanghainesas llegaron a publicar una guía de buenas maneras para los visitantes del parque.

Sus instrucciones eran muy claras tras os problemas detectados en mayo: depositen sus desechos en las papeleras; no destrocen las instalaciones, no amenacen la integridad de jardines y árboles, respeten las colas y mantengan el decoro (después de que imágenes de redes sociales mostraban a niños haciendo sus necesidades en el césped, ayudados por sus familiares). 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus