•   Valencia, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La exposición a niveles altos de dióxido de nitrógeno (NO2) y benceno durante el embarazo está asociada a un mayor riesgo de nacimiento prematuro, según las conclusiones de un estudio realizado por varias universidades españolas.

El estudio está basado en una muestra de 2.409 embarazadas de varias regiones españolas todas ellas sometidas a diferentes niveles de contaminación y de diferentes características sociodemográficas, según informan los promotores de este estudio integrado dentro del Proyecto Inma, que investiga cuestiones de infancia y medio ambiente.

Los resultados demuestran que la exposición a NO2 durante todo el embarazo se asocia con un mayor riesgo de nacimiento prematuro, así como la exposición a benceno, especialmente en el tercer trimestre.

El nacimiento prematuro (aquél que se produce antes de la semana 37 de gestación) es un factor determinante de mortalidad infantil y morbilidad y se estima es responsable de un tercio de la muerte neonatal en todo el mundo y la segunda causa más común de muerte, después de por neumonía, en niños menores de 5 años.

"Los resultados de este estudios, nos ayudan a identificar riesgos que pueden ser prevenibles con acciones de la sociedad y desde diferentes políticas", afirma el investigador Ferran Ballester, de la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comunitat Valenciana (Fisabio), uno de los promotores de la investigación junto con dos universidades valencianas (este).

Las intervenciones en el ámbito de la prevención "son más eficientes que el costo asociado a tratar problemas de salud", argumenta.

La principal fuente emisora de NO2 a la atmósfera son los vehículos a motor, mientras que el benceno también es emitido por fuentes industriales y en estaciones de servicio. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus