•   Redacción Internacional  |
  •  |
  •  |
  • Agencias

Hillary Clinton tiene un equipo de consejeros para su campaña y uno de ellas es Anna Wintour. De acuerdo a un nuevo artículo de Business of Fashion, la editora en jefe de Vogue es la consultora en moda de la candidata a la presidencia.

Anna Wintour, una popular partidaria del Partido Demócrata, habría aconsejado sobre opciones de vestuario para los grandes momentos en la campaña de Hillary Clinton. Hasta el momento su involucramiento ha incluido acercamiento con diseñadores para proveer el guardarropa de Clinton, que a diferencia de muchas otras celebridades, Clinton paga de su propia bolsa. La estilista Corey Roche, cuyos clientes incluye a políticos, dijo a Business of Fashion, “No puedes gastar mucho dinero. Nunca he visto, exceptuando a Donald Trump, a un político vestir de Hugo Boss o un traje de Armani”. Al contrario es mejor mantenerse cerca de los diseñadores americanos y evitar gastos en marca o el público “te comerá vivo”.Clinton experimentó una reacción de este tipo en junio por lucir una chaqueta Armani (con un costo de 12,495 dólares) durante un discurso sobre desigualdad de salario, que resultó en una guerra vía Twitter. Pero en defensa de Clinton, lo volvió a lucir para una recaudación en la que Wintour estuvo presente.

En febrero, durante la semana de moda en Nueva York, Wintour llevó una camisa de la campaña diseñada por Marc Jacobs para demostrar su apoyo a Clinton.

Ama los pantalones

Ella ha llamado la atención negativamente por la elección de trajes de pantalón de las mejores marcas del mundo.

“Mi querido Óscar de la Renta siempre se ha impuesto el enorme desafío de convertirme en un icono de la moda”, dijo riendo Hillary Clinton durante la entrega de los premios CFDA en 2013, cuando se premiaba al mismísimo Óscar de la Renta por su trayectoria.

Parte de su estilo

Desde que nació en Chicago en 1947, Hillary Rodham Clinton escogió siempre que pudo utilzar pantalones. Durante sus estudios universitarios en el feminista Wellesley College, esta tendencia, tantos años evitada por su madre, fue a más. La libertad, la comodidad y la protección del frío hacían que Hillary no dudase en centrarse más en sus estudios que en las florituras de su guardarropa. Cuando conoció a Bill Clinton en Yale, donde ambos estudiaron abogacía, Hillary vestía más bien con un estilo hippy y su físico consistía en unas enormes gafas de “culo de vaso”, un cabello descuidado y unos rasgos poco agraciados que más tarde refinaría pasando por “chapa y pintura”.

Ahora que Clinton es la candidata del Partido Demócrata a la Presidencia, no deja atrás sus conjuntos de pantalón y chaqueta, eligiendo siempre que puede el azul cobalto que tanto le gusta. Lleva atuendos monocolor de corte discreto para disimular detalles de su físico, pero elige tonos fuertes para ser visible de lejos. Los conjuntos de pantalón le permiten, además, llevar calzado cómodo para soportar horas seguidas frente al escrutinio de prensa y público.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus