•   Colorado, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El número de gatos, perros y otros animales de compañía que son tratados con marihuana medicinal sigue creciendo en Colorado (EE.UU.), al igual que la cantidad de mascotas que se intoxican con cannabis, generalmente por ingestión de alimentos que contienen esa hierba, según señalan los especialistas.

"Desde que la marihuana se legalizó en Colorado, los veterinarios han notado un incremento en el número de animales que necesitan tratamiento por ingestión accidental de marihuana", dijo en unas declaraciones enviadas a Efe Lauren Gladu, portavoz de la Asociación de Médicos Veterinarios de Colorado (CVMA, en inglés).

"Ahora que la marihuana se ofrece en forma comestible, los perros tienen más posibilidades de quedar expuestos. Las galletas de chocolate con marihuana son especialmente peligrosas, porque el chocolate también es tóxico para los perros", agregó.

En Colorado, la marihuana medicinal es legal desde 2000 y la marihuana recreativa desde enero de 2014.

Los veterinarios no están autorizados a recetar marihuana, pero eso no impide que organizaciones como la Cámara de Comercio de Cannabis en Colorado promuevan la venta de productos para mascotas en los dispensarios de marihuana en este estado.

De hecho, la tendencia ya está tan establecida que desde junio de 2015 existen algunas "boutiques" especializadas en tratamiento de mascotas con marihuana medicinal.

Por eso, no resulta sorprendente que en la actualidad más de tres de cada cuatro (77 %) de los dueños de perros en Colorado y en otros estados administren marihuana medicinal a sus mascotas, según un reporte científico publicado este año por el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins.

Otro estudio, este realizado en 2012 por Stacy Meola, del departamento de emergencias del Hospital Veterinario en Wheat Ridge, un suburbio al oeste de Denver, encontró una correlación entre la apertura de dispensarios de marihuana médica en Colorado y el aumento en los casos de perros y mascotas intoxicados por cannabis.

Según Meola, la ingestión accidental de marihuana en mascotas se cuadruplicó desde la legalización de la marihuana medicinal en Colorado. En total, 125 perros se intoxicaron entre 2005 y 2010, aunque sólo dos murieron.

Debido a que ese tipo de estudios requiere compilar datos por lo menos durante cinco años, faltan varios años antes de que sea posible realizar un estudio similar enfocado en la marihuana recreativa.

Pero, según Gladu, los reportes y las consultas que recibe CVMA indican que esos problemas ya existen. Aún más, la intoxicación de mascotas con marihuana se complica porque cada especie reacciona de manera diferente, porque no existe un antídoto y porque los veterinarios no cuentan con un examen rápido de detección.

"Si un animal ingiere marihuana accidentalmente, es imperativo consultar con un veterinario. En las mascotas, la intoxicación con marihuana produce síntomas similares a los de la meningitis y a los de tumores cerebrales", puntualizó la portavoz de CVMA.

Las leyes actuales de Colorado requieren que la marihuana médica o recreativa se almacene "de manera segura para impedir el acceso de niños o de mascotas".

Eso significa que el paquete debe estar fuera de la vista y del alcance de los menores o de las mascotas, bajo llave y dentro de un contenedor difícil de abrir.


En casos extremos, las autoridades pueden intervenir si consideran que la negligencia llega al nivel de crueldad contra los animales, considerada delito en Colorado.

Y a pesar de que el problema se concentra en Colorado, no se limita sólo a este estado. Según estadísticas de la Sociedad Estadounidense de Prevención de Crueldad contra Animales (ASPCA), en 2014 (año más reciente con datos completos disponibles), esa organización recibió 539 llamados reportando casos de animales accidentalmente intoxicados con marihuana.

Cabe destacar, sin embargo, que otros productos (como medicamentos, insecticidas y venenos para ratas) producen cada año más intoxicaciones de mascotas que la marihuana recreativa, según datos de ASPCA, que debido a la falta de estudios sobre el tema no respalda el uso de cannabis para animales. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus