•   Puebla, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cuerpo momificado que se encontró en junio de 2015 en el Pico de Orizaba, la montaña más alta de México, se exhibe con todo su misterio en un museo de Ciudad Serdán, en el centro de México.

El cuerpo, del cual se desconoce su identidad, tiene aproximadamente 50 años y podría llevar momificado más de 15 según revelan los estudios forenses realizados en este último año.

De estatura baja y complexión delgada, se sabe que murió desangrado a causa de una fractura expuesta; las bajas temperaturas favorecieron su momificación en este volcán de más de 5.600 metros de altura.

"Esta momia esta intacta. Tiene cabello, uñas y dientes" dijo para Efe el alcalde de Ciudad Serdán, Juan Navarro, desde la recién inaugurada Casa de Cultura "La Magnolia" del municipio.

El misterio envuelve este hallazgo ya que el cuerpo portaba un traje de cachemira negro con camisa azul cielo, carecía de equipo y se encontraba boca abajo en una postura muy retorcida.

El presidente municipal de Ciudad Serdán señaló en entrevista telefónica que las versiones son muchas; se ha especulado con que se tratara de un vagabundo, una persona que cayó desde una avioneta o un alpinista sin experiencia.

Tras el descubrimiento recibieron muchas llamadas procedentes de México y otros países, pero el cuerpo no pudo ser identificado y tampoco fue reclamado.

Ahora pertenece al ayuntamiento de Ciudad Serdán y es exhibido con un fin didáctico, científico y turístico.

En una vitrina y dentro de una habitación del museo, en la que ocupa el espacio central, se encuentra el cuerpo momificado.

En su análisis y posterior conservación fue examinado por expertos de Guanajuato y criminalistas, aseguró Navarro.

La momia debe ser conservada a una temperatura determinada por lo que se controla constantemente con un termómetro su calor; también debe ser fumigada cada cierto tiempo.

El cuerpo fue descubierto por un grupo de alpinistas, sin embargo, Navarro apuntó que fue "el calentamiento global el encargado de sacarlo a la luz", por lo que la muestra pretende concienciar sobre el cuidado del medioambiente, así como los riesgos que supone escalar una montaña.

Junto con la momia, el museo exhibe varios huesos de mamut encontrados en el municipio y otros objetos históricos como documentos de gran relevancia como el acta de nacimiento del expresidente de México Gustavo Díaz Ordaz.

Se prevé en un futuro que la muestra se amplíe con los cuerpos momificados que se encuentran todavía en la cumbre del pico de Orizaba y que fueron descubiertos el año pasado pero no han podido ser recuperados por las condiciones meteorológicas, agregó el alcalde.

En marzo de 2015, en la cara norte del Pico de Orizaba se encontraron los cuerpos de tres alpinistas que fallecieron en un accidente provocado por una avalancha en 1959.

La diferencia con el que ya se encuentra en exhibición es que estos cuerpos sí podrían contar con una identidad clara ya que esta expedición a la cumbre de hace medio siglo dejó varios supervivientes, que podrían identificarlos.

Los tres cuerpos momificados -dos de ellos se deduce que murieron abrazados por la posición en que fueron hallados- podrían ser los de sus compañeros sepultados.

Esta muestra en Ciudad Serdán, que exhibe este cuerpo lleno de incógnitas, congelado y momificado a miles de metros de altura, supone el segundo lugar en México donde se pueden ver momias.

El primero es el popular Museo de las Momias de Guanajuato, en el centro-norte del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus