•   Atlanta  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los linchamientos de mexicanos en Estados Unidos hasta principios del siglo pasado han sido poco documentados, a pesar de que fueron igual de violentos y comunes que los que se realizaron contra afroamericanos, de acuerdo con un investigador que busca crear mayor conciencia sobre estos hechos.

William Carrigan detalló en declaraciones a Efe que la historia de estos linchamientos se remonta a la década de 1850 tras la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848, al incorporar territorio mexicano a Estados Unidos, pero aseguró que incluso podrían haberse registrado casos antes de esa fecha.

"Es muy posible que se hayan dado linchamientos de mexicanos antes del tratado en lo que se convirtió en Estados Unidos y pasó a formar parte de Texas", afirmó el profesor de historia en Rowan University en Nueva Jersey.

La investigación apunta que si bien los actos de violencia contra los mexicanos se dieron desde mediados del siglo XIX hasta principios del siglo XX, estos experimentaron su más alto punto durante las décadas de 1850, 1870 y 1910.

El libro "Forgotten dead: Mob violence against Mexicans in the United States, 1848-1928" (Muertos olvidados: violencia en grupo contra mexicanos en Estados Unidos 1848-1928), que Carrigan escribió en conjunto con el historiador Clive Webb, describe las causas y repercusiones de los linchamientos de mexicanos en Estados Unidos a finales del siglo XIX y que a lo largo de ocho décadas causaron la muerte de cientos de mexicanos.

Los investigadores, que estudiaron las condiciones sociales, políticas y económicas vigentes en la época a ambos lados de la frontera, encontraron que en la mayoría de los casos, los linchamientos estaban vinculados a razones económicas, la fiebre del oro, disputas por las tierras y racismo, aunque muchas veces se ocultaba tras un velo de justicia popular.

"Es complicado determinar las motivaciones de estos linchamientos debido a que en algunos casos se trataba de multitudes que justificaban sus acciones al acusar a los individuos de haber cometido algún crimen y que tenían que tomar la ley por sus manos porque el sistema legal de los estados fronterizos no era efectivo, aunque era evidente que las razones ocultas eran otras", explicó el historiador.

Según Carrigan, pese a que los ajusticiamientos populares eran citados en la mayoría de los casos, la realidad apunta a que muchos de los linchamientos estaban relacionados con razones ocultas.

"En algunos casos en California acusaban a los buscadores de oro mexicanos de haber cometido un crimen para poder reclamar su oro, aunque a veces ni se molestaban en encontrar una excusa y solo los amenazaban con matarlos si no se marchaban, alegando que ellos no tenían derecho al oro", aseveró el investigador.

La lucha por el oro o por la tierra también estaba empañada por el racismo, la discriminación cultural y la supremacía blanca y europea, aseguró.

"Todo está mezclado y a veces es difícil distinguir qué es racismo puro, prejuicio cultural, que en todo caso son parte del sentimiento antimexicano que imperaba en la zona", declaró.

"El 95 por ciento de los casos se llevaron a cabo en los cuatro estados fronterizos" que colindan con México (Texas, Nuevo México, Arizona y California), aseveró el académico, que agregó que también hubo algunos linchamientos de mexicanos en Colorado.

Otro factor que influyó más adelante fue la violencia generada por la Revolución Mexicana, que en buena medida prolongó este tipo de linchamientos hasta cerca de la década de 1920.

"Los linchamientos de mexicanos terminaron en la década de 1920 cuando el Gobierno mexicano empezó a intervenir a través de sus diplomáticos", aseveró.

Carrigan señaló que espera que esta investigación sirva para crear consciencia acerca de un episodio poco conocido de la historia de Estados Unidos.

"Esta es una historia que debe ser contada y una que incluso muchos descendientes de mexicanos, desconocen", indicó el historiador. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus