•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El elefante africano ha sufrido la mayor caída de población de los últimos veinticinco años, debido a la caza furtiva, según datos del Informe sobre la Situación del Elefante Africano, que fue presentado en Johannesburgo.

El número total de ejemplares de esta especie en el continente era en 2015 de 415,000, unos 111,000 menos de los que se contabilizaron en 2006.

El informe ha sido elaborado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y se dio a conocer en la décimo séptima reunión de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), que comenzó ayer en la ciudad sudafricana.

La destrucción del hábitat en el que viven estos animales es otro de los factores que ha llevado al descenso de la población en el continente, que padece los niveles más altos de caza furtiva desde la década de 1980.

“Estos nuevos números revelan la alarmante situación del majestuoso elefante”, declaró Inger Andersen, directora general de UICN.

África Oriental, que alberga alrededor de un veinte por ciento de la población del continente, es la región más afectada por la caza ilegal para extraer a los animales el preciado marfil de sus colmillos.

 El número de elefantes en esta zona ha disminuido en los últimos diez años en un cincuenta por ciento. Con una pérdida de más del 60 por ciento de sus ejemplares, es el país más diezmado, mientras que Ruanda, Kenia y Uganda han conseguido estabilizar o hacer crecer sus poblaciones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus