•   Bangkok, Tailandia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ohm se estremece cuando el tatuador acerca la aguja a su nuca. Esta tailandesa, como otros muchos, se graba el nombre del difunto rey Bhumibol Adulyadej en señal de luto eterno.

Los locales de tatuaje de Bangkok confirman este entusiasmo. Los más discretos se decantan por un "9" (el nombre oficial del soberano era Rama IX) y los más devotos se graban un retrato del rey.

Kraipich Jarach, de 32 años, alias Ohm, decidió tatuarse en la nuca, en lengua tai, la frase: "Nací bajo el reinado del rey Rama IX".

El rey tailandés era el más longevo en el trono y el único que conoce la mayoría de la población.

Algunos de sus súbditos han sentido un vacío con su muerte que han decidido llenar con una impronta imborrable, que vaya más allá del periodo de duelo oficial de un año.

"Si conservara sólo fotos, podría perderlas. Los tatuajes se quedarán conmigo hasta mi muerte", explica Ohm.

Para acordarse de él, una mujer de negocios se tatuó en el brazo "Rey 9". "Si vuelvo a nacer en otra vida, estos tatuajes podrían ayudarme a acordarme que en una vida anterior vivía bajo el reinado del mejor rey del mundo", añade esta budista ferviente, que cree en la reencarnación.

En Tailandia, un país de mayoría budista, el rey Bhumibol era un semidiós, venerado por la población y protegido por una ley de lesa majestad que acalla a sus detractores.

Los famosos se apuntan

Algunos famosos se apuntaron a este fenómeno de moda. El cantante J. Jetrin colgó en las redes sociales el vídeo de su sesión de tatuaje con el ya clásico "Rey 9". La vieron 160.000 internautas.

Chanan Tokrisna, apodado Petchy, propietario del OD Tatoo Studio de Bangkok, recibe a una decena de clientes por día que le piden un tatuaje en homenaje al rey.

"Los tailandeses aman a su rey... el tatuaje es un arte. Y el rey amaba las artes, pintaba, tocaba música, componía canciones", explica este tatuador de 42 años, cuyo cuerpo es una obra andante.

Grabar su nombre en la piel "es una forma para muchas personas de rendirle homenaje. No sólo tienen fotos de él en casa sino en su cuerpo", explica.

En Tailandia los tatuajes son una tradición milenaria. Se supone que confieren fuerza y protección. Otrora estaban reservados a los guerreros.

Casi todos los habitantes de Bangkok llevan luto desde la muerte del monarca. Los funcionarios deberán vestir de negro durante un año.

La televisión difunde programas de homenaje dictados por la junta desde la semana pasada.

Los estudiantes de bellas artes de Bangkok pintan retratos gigantes del rey y los cantantes entonan canciones en su honor.

Pese a esta unidad nacional, el príncipe Maha Vajiralongkorn hereda un reino profundamente dividido, entre ultramonárquicos y partidarios de Thaksin y Yingluck Shinawatra, ex primeros ministros derrocados por el ejército en 2006 y en 2014, en nombre de la protección de la monarquía.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus