•  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Le invitamos a dar un paseo por el cielo” proponen a los viajeros la tripulación y azafatas de la torre  i360 de la aerolínea británica British Airways (BA), situada junto al mar en Brighton, una ciudad costera del sur de Inglaterra, con gran afluencia de turistas, a una hora de Londres o a 30 minutos del aeropuerto de Gatwick, viajando en tren. 

En estos singulares vuelos, que duran veinte minutos durante el día y treinta por la noche, no hace falta abrocharse el cinturón de seguridad al despegar y aterrizar ni elegir entre asiento de pasillo o ventanilla, ya que los pasajeros viajan de pie y la propia “aeronave” (una plataforma de observación acristalada con forma de ‘donut’ que sube y baja como un ascensor) es una gigantesca ventanilla con visión panorámica.

El costo del billete  es considerablemente menor que el de los vuelos en aviones de línea a reacción: 13.50 libras esterlinas (unos 17 dólares de Estados Unidos) para los adultos y 6.75 libras (unos 8 dólares) para los niños, según BA.

La torre de los récords

El mirador  i360, abierto al público en agosto de 2016 y que superó la marca de los 100,000 pasajeros un mes después de su apertura,  no es solo la  torre movible de observación más alta del mundo, de acuerdo a BA, sino que además ha sido clasificada como la más delgada del planeta a comienzos de este mismo año, por el libro Guinnes de los Récords.  

El Guinnes (www.guinnessworldrecords.com) ha catalogado a la i360 como la torre más delgada el 26 de enero de 2016, al comprobar, tras muchas investigaciones, mediciones y verificaciones; que tiene una proporción alto/ancho de 41.15 a 1,  entre su altura total (160.469 metros sobre el nivel del suelo) y el diámetro del pilar de acero por el cual asciende y desciende la plataforma de observación  (3.90 metros). 

“Hemos utilizado una ingeniería muy innovadora en la construcción de esta torre cuya proporción alto/ancho es considerablemente mayor que la de otros emblemáticos edificios elevados londinenses como el ‘The Shard’ (con una ratio de 6 a 1) o la torre BT (ratio 8 a 1)”, según John Roberts, ingeniero en jefe y director de la i360.

Grupos de hasta 200 pasajeros se deslizan muy suavemente desde la zona de recepción a nivel del suelo hasta una altura de 138 metros, a bordo de la futurista  cápsula de la i360, que está completamente cerrada dentro de un doble cristal fabricado a mano, disfrutando de una vista de 360 grados de las zonas de Brighton y Hove, South Downs, Susexx  y de la costa sur británica, según BA.

Desde la cápsula de la i360, que también ha sido bautizada por sus creadores como “The world’s first vertical cable car”, se puede divisar una franja de más de 100 kilómetros de línea de costa en los días más claros, según BA.

“Una vez a bordo de la cápsula,  de 4.7 metros de alto, 18 metros de ancho y formada por 24 segmentos de cristal artesanal italiano,  los visitantes también pueden disfrutar de una copa en el bar de cielo Nyetimber, mientras admiran las vistas panorámicas que despliegan ante ellos”, informa a Efe Emily Bamber, responsable de comunicación de British Airways i360.

Muelle vertical para caminar en el aire

La i360 ha llevado doce años de diseño y construcción y  es una obra de los arquitectos David Marks y Julia Barfield, de la firma Marks Barfield Architects, conocidos por haber concebido y diseñado el London Eye, la noria-mirador de 135 metros de altura, situada al costado del río Támesis, desde cuyas cabinas de cristal se observan una vistas incomparables de la capital británica.

“Construido al final del histórico muelle oeste (West Pier) de Brighton, abierto hace 150 años, el mirador es un moderno ‘muelle vertical’” que ofrece una nueva perspectiva de la ciudad”, según el arquitecto y presidente de i360, David Marks.

Para Marks, al igual que el West Pier invitó a la sociedad victoriana de entonces a “caminar sobre el agua” en el momento de su inauguración,  “esta torre de observación movible invita ahora a los visitantes a “caminar en el aire”, a bordo de una cabina acristalada de observación que es diez veces más grande que cada una de las 32 cápsulas del London Eye”.

La torre  ha sido construida con materiales de nueve países. Por ejemplo, su pilar de acero proviene de Holanda; sus cristales de Italia; y los amortiguadores de la estructura han volado unos 14,500 kilómetros desde Australia, según Lynne Embleton, directora de estrategia de Gatwick, en Bristish Airways.

Los ejecutivos de BA esperan que la i360 se convierta en una atracción británica emblemática y que refuerce la posición de Brighton como el destino de playa más popular entre los turistas internacionales que visitan el Reino Unido. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus