•   Eslovenia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La vaquita, sobrenombre que dan los mexicanos a una especie de marsopa amenazada de extinción inminente, causó gran revuelo este martes en la reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), con llamamientos a poner fin a la pesca del pequeño cetáceo.

También conocida como "cochito", había apenas 59 vaquitas marinas a fines del año pasado, según informes de la Comisión Ballenera Internacional (CBI). En marzo, tres fueron halladas muertas en las redes de pescadores.

"La situación de la vaquita está ahora en su fase crítica", dijo Justin Cooke, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) a los delegados de la 66ª reunión de la CBI en Portoroz, Slovenia.

"Las cifras declinaron otros 100 animales cuando debatíamos en esta instancia hace dos años, a menos de 60 actualmente", dijo. "Si no se detiene el declive, para la próxima vez que discutamos dentro de dos años, será demasiado tarde para salvar a la especie".

La comisión debatió una propuesta de "emergencia" de Estados Unidos destinada a salvar al cetáceo más amenazado del mundo.

La vaquita es la más pequeña de las marsopas, genero similar a los delfines pero con hocico más corto y cuerpo más redondeado.

Perecen entre las redes utilizadas para cazar ilegalmente totoabas, peces del Golfo de California cuyas vejigas natatorias son apreciadas en China por sus presuntas virtudes medicinales.

Las totoabas, que comparten el hábitat con las vaquitas, también están amenazadas.

En la lista roja

Las vaquitas son marsopas grises con líneas negras prominentes en torno a los ojos y labios. Crecen hasta alcanzar unos 55 kg y 1,5 metros de largo.

Viven exclusivamente en el Golfo de California y fueron declaradas como "críticamente amenazadas" por la IUCN, que mantiene una "Lista Roja" de especies animales amenazadas.

Las vaquitas se ahogan al quedar atrapadas en las redes verticales destinadas a la captura de peces sin poder subir a la superficie para respirar.

Fueron descubiertas como especie en 1958 y desde entonces su población cayó un 92% entre 1997 y 2005, según los expertos.

A pesar de que se contaron unos 567 ejemplares en 1997 y 245 en 2008, su población se redujo un 80% entre 2011 y 2015, según el comité científico de la CBI.

"La alternativa es simple y drástica: o bien se pone fin a las redes verticales de pesca en el norte del Golfo o la vaquita desaparece", indicó el comité en su último informe de junio.

Respaldada por la Unión Europea y otros países, la resolución propuesta por Estados Unidos llama a convertir en permanente la prohibición temporaria impuesta por México en la zona de habitat de la vaquita y a fiscalizarla eficazmente.

También llama a los miembros de la CBI a asistir a México con fondos y experiencia para reforzar la prohibición con compensaciones a los pescadores afectados y reemplazar viejas redes de pesca con alternativas más seguras. México respaldó la iniciativa.

Extinción inminente pero evitable

También se preconizan esfuerzos para reducir la demanda de los consumidores, aunque los activistas medioambientales señalan que ello demandaría demasiado tiempo.

"Las ventas de vejigas natatorias están en manos de especuladores y grupos criminales atraídos por los precios en alza" de esos órganos, dijo Clare Perry, de la Agencia de Investigación Medioambiental.

Una vejiga natatoria de gran tamaño puede alcanzar hasta 50.000 dólares en el mercado asiático, dijo.

Muchos protestaron cuando representantes de países como Japón, Rusia e Islandia argumentaron que los pequeños cetáceos como las vaquitas no están dentro de la jurisdicción de la CBI.

Los negociadores intentaban hallar una solución de consenso antes de que la propuesta norteamericana se someta a votación.

La vaquita es muy escurridiza y por lo tanto difícil de observar. Poco se sabe acerca de su vida reproductiva y su longevidad.

Se estima que la hembra tiene una cría cada dos años o más, según el WWF.

"Esta extinción inminente es evitable", dijo Cooke. "Si no la evitamos, será un fracaso colectivo."

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus