•   Sidney, Australia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las temporadas de calor extremo y riesgo de grandes incendios forestales serán más extensas en Australia a raíz del aumento de las emisiones de gases que producen el efecto invernadero, publica hoy un informe oficial.

"Las temperaturas en Australia ciertamente continuarán aumentado en las próximas décadas. Las proyecciones sobre las temperaturas sugieren más días extremos de calor y menos días fríos", apunta el documento: "El estado del clima. 2016" de la Oficina Australiana de Meteorología y la Organización para la Investigación Industrial y Científica de la Mancomunidad de Australia (CSIRO).

El estudio bianual precisa que en el país oceánico los días con temperaturas por encima de los 35 grados han aumentado en las últimas décadas, excepto en el norte del país, y además se ha registrado incrementos en la duración tanto en las temporadas de incendios como en su intensidad desde la década de los setenta.

Lea: El calor “cocina” a Nicaragua

Helen Cleugh, experta en clima de CSIRO, remarcó que los cambios se deben a un aumento en los gases que producen el efecto invernadero, como la acumulación de CO2 en la atmósfera, que actúan como una manta que mantiene el calor en la Tierra.

Antes de 1750, los niveles de CO2 era de 278 partes por millón y este año se ha llegado a una media anual de 400 partes por millón, el nivel más alto en los últimos dos millones de años.

"A medida que la temperatura de la tierra aumenta, también se incrementa la de los océanos y el informe muestra que las profundidades marinas también sienten el impacto. Allí el aumento del calentamiento se siente a por lo menos 2.000 metros por debajo del nivel del mar", subrayó la científico.

El jefe de Monitoreo del Clima de la Oficina Australiana de Meteorología, Karl Braganza, dijo que "algunos de los récords sobre calor extremo que hemos visto recientemente se considerarán normales en treinta años". 

Además: Prevén poco viento y más calor

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus