•   Paris  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Agencia Espacial Europea (ESA) señaló hoy que todavía es pronto para saber qué falló en el aterrizaje del módulo Schiaparelli sobre la superficie de Marte, y recalcó que todos sus equipos están trabajando duro para poder identificar las causas.

Un portavoz del organismo apuntó a Efe que se servirán de las imágenes de alta resolución para analizar lo sucedido.

El pasado 21 de octubre, la ESA publicó una en la que se detectó una "borrosa zona oscura" de 15 por 40 metros en la superficie de Marte, que apuntó que podría ser producto del fuerte impacto del Schiaparelli contra el Planeta Rojo.

Otra instantánea, difundida hoy, muestra un punto oscuro consistente con el cráter que habría hecho un objeto de unos 300 kilogramos al chocar a varios cientos de kilómetros por hora, y que tiene unos 50 centímetros de profundidad.

La ESA añadió que unos 1,4 kilómetros al sur del Schiaparelli se confirma que una marca blanca detectada la semana pasada es el paracaídas usado en la segunda fase del descenso.

Un paracaídas y el escudo térmico trasero se activaron antes de lo previsto, confirmó la agencia, que precisó que el escudo delantero actuó tal y como estaba planeado.

La ESA apuntó que espera nuevas imágenes en las próximas semanas y señaló que hasta que no pueda procesar todos los datos de telemetría se corre el riesgo de caer en conclusiones equivocadas.

Los últimos momentos de la secuencia de descenso todavía se están analizando, dijo el organismo, que se congratuló de que por primera vez se haya podido tomar información en los escudos traseros y delanteros de un vehículo que penetra en la atmósfera marciana.

Según indicó esta semana a la revista "Nature" Andrea Accomazzo, responsable de misiones solares y planetarias de la ESA, la causa más probable del impacto fue un fallo en el software del aparato o un problema con los datos llegados de diferentes sensores, que podrían haber llevado al módulo a creer que su altitud era menor de lo que era.

La ESA se niega a tachar de fracaso la misión Exomars, ya que el satélite marciano desde el que descendió el Schiaparelli, el llamado ExoMars Orbitador de Gases Traza (OGT), sigue orbitando en torno a Marte.

"Prevemos mantener la misión de 2020 y creemos que ésta en términos generales es un gran éxito", añadió hoy el portavoz, según el cual el OGT está "trabajando extremadamente bien" y dentro de cuatro años se habrá "aprendido mucho de la información procedente del Schiaparelli, aunque su aterrizaje no fuera según lo previsto".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus