•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Pobladores del pueblo Edenbridge, de Inglaterra, cumplieron con su promesa de quemar una efigie gigante del candidato republicano Donald Trump, como parte de su tradicional Noche de Guy Fawkes que celebran cada 5 de noviembre.

Los organizadores de la Sociedad de Fogatas habían informado que la imagen del multimillonario, de 11 metros de altura, fue elegida por abrumadora mayoría para ser quemada este año.

El año pasado, se eligió quemar la pintura del presidente de la FIFA, Joseph Blatter. 

Guy Fawkes (13 de abril de 1570-31 de enero de 1605) fue uno de los 13 miembros de una conspiración para hacer explotar la Cámara de los Lores como respuesta a la persecución contra católicos emprendida por la Reina Isabel I y continuada por su sucesor, el Rey James I.

El grupo logró instalar 36 barriles de pólvora y los instalaron en una bodega bajo la Cámara de los Lores.

Sin embargo, al darse cuenta que en el atentado programado para el 5 de noviembre de 1605 iban a morir inocentes, uno de los integrantes escribió una carta de confesión y esta llegó al rey James I.

Fue así que Guy Fawkes, quien se encontraba listo para hacer explotar los barriles de pólvora, fue torturado y luego ejecutado.

Fawkes fue utilizado por el reino inglés como una figura de terror a nivel nacional y representó al extremismo católico. Ello le dio al reino el pretexto que necesitaba para continuar reprimiendo a los seguidores de esta religión.

Cada 5 de noviembre, en toda Gran Bretaña, se encienden fogatas y fuegos artificiales para conmemorar el fallido intento de Guy Fawkes de hacer explotar el parlamento inglés.

Hoy en día, el rostro de Fawkes es utilizado en máscaras en protestas y fue popularizado en la adaptación cinematográfica de la novela gráfica V for vendetta de Alan Moore. Asimismo, es usado en movimientos como Anonymous y marchas antisistema.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus