•   Viena, Austria  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Poco más de tres meses después de su nacimiento, los pandas gemelos del zoo de Viena, concebidos naturalmente en cautiverio, fueron llamados "Fu Feng" y "Fu Ban", después de una consulta pública.

Los dos pequeños mamíferos no asistieron a las celebraciones organizadas en su honor, en presencia del embajador de China en Austria.

Por el momento, van evolucionando en el hueco de un gran árbol del zoo, lejos de las miradas del público, y sus cuidadores van siguiendo su evolución mediante una cámara.

Pero el establecimiento ha mostrado nuevas fotos de los dos hermanos, hembra y macho, abrazados el uno contra el otro.

También: El oso polar "más triste del mundo" abandona el centro comercial chino donde vivía

El zoo de Viena también difunde videos del día a día de los pequeñas pandas en el hueco del árbol, imágenes que desatan pasiones entre sus seguidores.

Para escoger el nombre del macho, el centro organizó una consulta a través de internet y resultó ganador el nombre "Fu Feng" ("Feliz compañero"), con más de 12.000 votos.

El zoo escogió en cambio el nombre para la hembra, "Fu Ban" ("Feliz fénix"), un ave que simboliza la emperatriz en las dinastías chinas.

Conforme a la tradición china, los bebés no fueron bautizados hasta que transcurrieron 100 días, ya que la mortalidad entre los pandas recién nacidos llega al 50% de los casos.

Los gemelos, que pesaban unos 100 gramos al nacer, alcanzan actualmente los 5 kilogramos y están recubiertos por un hermoso pelaje blanco y negro.

La pareja de pandas Yang Yang (la madre) y Long Hui (el padre), ambos de 16 años y prestados por China en 2003, ya habían engendrado tres jóvenes pandas, Fu Long en 2007, Fu Hu en 2010 y Fu Bao en 2013.

Pero es la primera vez que dan a luz a gemelos, un acontecimiento aún más extraordinario si se tiene en cuenta que el zoo austríaco no practica la inseminación artificial.

El nacimiento de bebés panda atrae a miles de visitantes al zoo de Viena, instalado en el parque de la antigua residencia imperial de Schönbrunn y el más antiguo del mundo en actividad.

El contrato de préstamo entre el establecimiento y Pekín, prolongado en 2013 durante diez años, prevé que los pandas nacidos en Viena se entreguen a China dos años después. A esa edad, en un estado salvaje, ya pueden emanciparse.

Te interesa: Nicaragua requiere 2.500 veterinarios adicionales para cubrir demanda

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus