•   Medellín  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Colombia no olvida al Chapecoense: un "café-bar" en honor a este club brasileño, diezmado en noviembre pasado por un accidente aéreo que enlutó al fútbol mundial, abrió días atrás en Medellín, donde debía disputarse la final de la Copa Sudamericana cuando ocurrió la tragedia.

"La idea nace en hacerle un homenaje a todos los jugadores del Chape, lastimosamente muertos en una tragedia en la ciudad de Medellín", dijo a AFP Juan David Pemberty, dueño del establecimiento ubicado cerca del emblemático estadio Atanasio Girardot.

El 28 de noviembre, el Chapecoense, un pequeño club del sur de Brasil, viajaba a Medellín para jugar su primera final de un torneo continental contra el Atlético Nacional de Medellín, cuando su avión se estrelló en una zona montañosa próxima a esta ciudad, hoy bautizada "Cerro Chapecoense" en honor a las víctimas.

De las 77 personas a bordo, 71 fallecieron, entre jugadores, miembros de la comisión técnica y dirigentes del club, además de periodistas y tripulantes.

"Todos los estábamos esperando para verlo en el Atanasio Girardot", apuntó Pemberty refiriéndose al partido que nunca se dio, que fue inspiración para el sitio inaugurado el 4 de febrero.

A la entrada del "Café-bar Chapecoense" se puede ver el escudo del equipo brasileño, y dentro están expuestas las 24 fotografías del equipo de Chapecó. De ellas, las únicas tres en color corresponden a los sobrevivientes de este accidente.

"Estoy feliz conociendo este lugar. Me parece que es un homenaje muy lindo para el equipo de fútbol de Brasil, los Chapecoenses", señaló una cliente de lugar, Claudia Taborda, mientras tomaba un café.

Según Pemberty, el local "es un tema de conversación" en Medellín, tanto para niños como para adultos que se emocionan viendo las imágenes de los futbolistas.

"Más que todos los más conmovidos son nuestros hermanos brasileños. Se van de acá felices", apuntó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus