•   Ciudad del Vaticano, Roma  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El papa Francisco dio su apoyo el domingo a los padres de Charlie Gard, un bebé británico de diez meses que sufre una enfermedad genética rara y de quien la justicia autorizó el fin de la asistencia para mantenerlo vivo.

El martes el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) autorizó el fin de la asistencia al bebé, que sufre una enfermedad mitocondrial, ratificando la decisión de la justicia británica que ya había autorizado el fin de la ventilación artificial del bebé.

Sus padres, Connie Yates y Chris Gard, batallan en las cortes para mantener con vida a Charlie y quieren llevarlo a Estados Unidos para que reciba atención médica.

"El Santo Padre sigue con afección y emoción el caso del pequeño Charlie Gard", indicó el Vaticano en un comunicado.

"Reza por ellos con la esperanza de que su deseo de acompañar y ocuparse de su hijo no sea desdeñado", agregó.

En su decisión del martes, el TEDH dice que aprueba la manera en que los tribunales británicos trataron el caso.

Los padres de Charlie Gard recurrieron a la instancia europea en febrero luego de que la Alta Corte británica autorizara el fin de la ventilación artificial del bebé.

El hospital en donde está internado, el Great Ormond Street Hospital de Londres, deseaba obtener la autorización de poner fin a la ventilación artificial del niño y dispensarle cuidados paliativos.

La Alta Corte británica dio razón al hospital el 6 de junio destacando que la perspectiva de una curación del bebé era baja y que prolongar un tratamiento sin un resultado positivo realista sólo hacía prolongar sus sufrimientos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus