•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La muestra "Latinitudes", del fotógrafo brasileño Leonardo Finotti, busca revalorizar la arquitectura moderna de varias ciudades latinoamericanas a través de una "perspectiva común" y así cuestionar la mirada "europeizante" sobre el patrimonio.

Así lo expresó Gustavo Hiriart, productor de la muestra en Montevideo, donde se expondrá hasta el 12 de agosto en el Museo Zorrilla, como parte de una gira que recorrió otras ciudades latinoamericanas.

Las fotografías "proponen una narración lineal" que retrata el paisaje arquitectónico de siete urbes de la región, ordenadas de sur a norte por su latitud.

En blanco y negro, las obras constituyen "una gran foto" que "siguiendo el horizonte de la fotografía" forman una mirada común sobre la arquitectura moderna latinoamericana de primera mitad del siglo XX, detalló Hiriart.

La muestra, cuyo nombre sintetiza las palabras "latitudes" y "latino", aporta una mirada sobre un período que dejó su huella en las ciudades del continente y que se vincula con el ímpetu de progreso de las sociedades, con "la confianza en los tiempos" que se vivían y "la posibilidad de transformación social" y urbana, indicó.

"Es un período que dio cosas muy buenas" y podemos afirmar que "hay algo que se ha perdido de la rigurosidad formal, conceptual y hasta ética" en la arquitectura, destacó el productor.

La cámara de Finotti retrata de manera "fiel" edificios de diferente carácter y relevancia cultural, como complejos de viviendas, garajes y universidades, con el propósito de "poner en valor" aquellas construcciones que "incluso en mal estado mantienen lo que los hace interesantes", subrayó Hiriart.

El cuidado de estos edificios, que definen el paisaje urbanístico de las ciudades escogidas, ha virado entre su defensa por parte de los ciudadanos y la sujeción a las dinámicas propia del mercado, que "puede valorizar" estos edificios "porque le sirve económicamente" pero "no los va a respetar" en su diseño, expresó Hiriart.

"Siempre pensé que teníamos un cuidado y una valorización por lo construido", pero "apenas hubo dinero, no hubo ningún problema de tirar las cosas de valor", subrayó el productor sobre la situación edilicia de Montevideo durante las últimas décadas.

El poco valor que reportan muchos de los edificios retratados por la cámara de Finotti tiene que ver con los principios arquitectónicos del estilo modernista, que privilegia el despojo ornamental y establece "una comunicación más seca con el público", expresó Hiriart.

"Si bien es una arquitectura moderna, para el público en general es una arquitectura que no tiene valor" y por su estilo "hace que no parezca que haya que cuidarla", ya que los edificios se esconden en el anonimato de las ciudades.

La muestra apunta a "equilibrar una mirada muy europeizante" que se refleja en la forma en que se valora la arquitectura moderna, estilo que si bien llegó de Europa como "una sensibilidad inaugurada por las vanguardias figurativas", tuvo una "rápida incorporación" en ciudades como Montevideo, indicó.

En Uruguay hubo "una modernidad muy bien aprendida, pero luego una serie de pasos para apropiársela", subrayó el productor.

La selección de fotografías rompe con la mirada más tradicional que se tiene sobre el continente latinoamericano, que "sigue siendo (un lugar) tropical, selvático, inexpugnable" para la mirada europea, y apunta a echar luz sobre lugares y edificios "que nadie había fotografiado".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus