•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una nueva especie de hormiga se unió al selecto grupo de insectos extinguidos apodados “hormigas del infierno”, se trata de una especie encontrada en Birmania, específicamente disecada en ámbar, un material compuesto de resina vieja que proviene principalmente de restos de árboles y algunas plantas con flores.


La particularidad de este insecto consiste en un cuerno reforzado por metales que tiene en su cabeza, detalle que no deja de sorprender a los científicos.
Según un estudio realizado por un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Nueva Jersey, este tipo de hormiga, llamada “Linguamyrmex vladi”, usaba sus asombrosas mandíbulas para capturar y pinchar a su presa.

Desde hace 99 millones de años, el ejemplar encontrado quedó atrapado en ámbar, y posee una mandíbula similar a tijeras, que topa con una especie de cuerno en forma de pala. Según el doctor Phillip Barden, líder del grupo de científicos encarados del estudio, esta última parte de la cabeza del insecto estaba reforzada para evitar que se dañara al cerrar la mandíbula.


Esta nueva integrante del club de las hormigas del infierno, se unió a otros seis especímenes extinguidos que se identificaron en los últimos 20 años, encontrados en Birmania, Francia y Canadá.


Curiosamente todos comparten características terroríficas en sus mandíbulas y tácticas de alimentación, todas diferentes a las de las hormigas que conocemos hoy en día. Según científicos, este tipo de hormiga forma parte del grupo de animales extinguidos hace aproximadamente 64 millones de años y estos habrían habitado por al menos 20 millones de años en extensas partes del planeta.

Una nueva especie de hormiga se unió al selecto grupo de insectos extinguidos apodados “hormigas del infierno”, se trata de una especie encontrada en Birmania, específicamente disecada en ámbar, un material compuesto de resina vieja que proviene principalmente de restos de árboles y algunas plantas con flores.

La particularidad de este insecto consiste en un cuerno reforzado por metales que tienen en su cabeza, detalle que no deja de sorprender a los científicos.


Según un estudio realizado por un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Nueva Jersey, este tipo de hormiga, llamada “Linguamyrmex vladi”, usaba sus asombrosas mandíbulas para capturar y pinchar a su presa.


Desde hace 99 millones de años, el ejemplar encontrado quedó atrapado en ámbar, y posee una mandíbula similar a tijeras, que topa con una especie de cuerno en forma de pala. 

Según el doctor Phillip Barden, líder del grupo de científicos encarados del estudio, esta última parte de la cabeza del insecto estaba reforzada para evitar que se dañara al cerrar la mandíbula.

Esta nueva integrante del club de las hormigas del infierno, se unió a otros seis especímenes extinguidos que se identificaron en los últimos 20 años, encontrados en Birmania, Francia y Canadá.


Curiosamente todos comparten características terroríficas en sus mandíbulas y tácticas de alimentación, todas diferentes a las de las hormigas que conocemos hoy en día. Según científicos, este tipo de hormiga forma parte del grupo de animales extinguidos hace aproximadamente 64 millones de años y estos habrían habitado por al menos 20 millones de años en extensas partes del planeta.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus