•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las personas que son hospitalizadas por opioides, incluyendo analgésicos por prescripción y heroína, tienen cuatro veces más probabilidades de morir que hace 15 años, dijo el lunes un estudio en Estados Unidos.

La población blanca no hispana que tiene más de 50 años y es de bajos ingresos es la más afectada por esta sustancia, según hallazgos publicados en Health Affairs.

En el año 2000, menos de la mitad del uno por ciento (0,43%) de hospitalizaciones por consumo de opiaceos resultaron en la muerte del paciente, comparado con 2,02% en 2014, indicó el estudio, liderado por investigadores de la universidad de Harvard.

"Más de 35.000 personas murieron el año pasado por sobredosis de heroína y opioides sintéticos", dijo el autor del estudio, Zirui Song, un profesor asistente de políticas de cuidado de salud en Harvard Medical School.

Las razones por las que la mortandad crece en el país, envuelto en una epidemia de opioides, incluyen el aumento en la potencia que tiene la heroína y una mayor utilización de fentanyl, un poderoso opioide sintético para calmar el dolor que a menudo es mortal.

La tasa de hospitalizaciones provocadas por consumo de opiaceos se mantiene relativamente estable, pero los "pacientes tienen más probabilidad de ser hospitalizados por condiciones más mortales tales como envenenamiento de opioides y envenenamiento de heroína", dijo el reporte.

Antes del año 2000, la mayoría de las hospitalizaciones por opioides fueron por dependencia y abuso de esa substancia.

La tasas de muerte no se han alterado entre la gente que es admitida en el hospital por otro tipo de drogas no opioides.

El estudio es el primer que se focaliza en pacientes cuyo diagnóstico primario se relacionó con opioides.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus