• Mayo 22, 2013, media noche

 

Hace unos días recordaba una noticia que leí sobre las cifras de personas muertas y lesionadas en accidentes de tránsito en España, e inmediatamente lo relacioné con lo que está sucediendo en Nicaragua y con las verdaderas estadísticas de este fenómeno social.

 

Resulta que, por primera vez en su historia, la Dirección General de Tráfico de España -lo que sería la Policía de Tránsito de Nicaragua- hace un seguimiento real de todos los heridos en accidentes, y comprueba si se han recuperado, o si por el contrario han fallecido.

 

Hasta hace unos meses, los datos sobre los heridos que eran trasladados a los hospitales, se tomaban en cuenta solamente durante las 24 horas después de ocurrido el hecho, posteriormente se hacía un estimado de los muertos tal y como lo mandaba la ley.

 

Creo que si en nuestro país se hiciera lo que se está haciendo en España las cifras serían escalofriantes y estaríamos frente a un problema de mayor envergadura. Y a la prueba me remito.

 

Es desolador que mientras la Organización Mundial de la Salud, estima que para el 2020 la tercera causa de muerte en el mundo serán las lesiones por accidentes de tránsitos, en Nicaragua desde hace más de cinco año sea la primera y la segunda de discapacidad. ¿Tan avanzados somos para las cosas malas?

 

La accidentalidad en carretera no ha parado. En 2012 se registraron aquí 25,880 accidentes y 5,765 personas lesionadas, 316 menos que en 2011. La Policía contabilizó 667 muertos por accidentes, un incremento de 8.8% con respecto a 2011, cuando fallecieron 613 personas por esa causa.

 

En mi opinión, el problema con los accidentes en Nicaragua tiene que ver mucho con el enfoque que dan las autoridades a ese fenómeno.

 

En ese línea, coincido con el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, IEEP, cuando afirma que éste asunto se debe de abordar de manera integral y como un problema de la salud pública y no limitarlo a un asunto de la Policía de Tránsito.

 

No comparto, el planteamiento recientemente hizo el jefe de prevención y seguridad vial de la Policía de Tránsito, Edgar Sánchez, cuando dijo que “parece que la gente no aprecia su vida”, refiriéndose a que gran culpa de los accidentes se debe a la imprudencia de la gente al cruzar una calle o al bajarse de un automóvil.

 

El tema señor Sánchez, no es solo la imprudencia de la gente, que si lo es, el tema también es la falta de control policial para aquellos conductores de autobuses, taxis, y vehículos particulares que se detienen donde les da la gana.

 

Es de aplicación de las leyes. Aplicarla, sin ambigüedades. Por todos es sabido, que las rotondas se han convertido en el principal foco de accidentes de tránsito de Managua, entre otras cosas, porque los conductores no mantienen la distancia y porque conducen como se les antoja y sin ningún tipo de control.

 

Es sabido también, que tanto en la capital, como en el resto de ciudades del país se siguen construyendo vías para los carros y no para la gente. Las ciudades carecen de una verdadera infraestructura peatonal y aquí tienen mucha responsabilidad el ministerio de Transporte y las alcaldías.

 

Cómo se va subir una persona a uno de esos puentes que se colocaron en Managua, que parecen unas ratoneras, que son feos como el dolor, que no están diseñados para resolver un problema, si no todo lo contrario, y que para lo único que han servido es para que la alcaldía gane dinero por las mantas y rótulos luminosos que se colocan a ambos lados.

 

Una posible reforma a la “Ley 431”, la que regula el tráfico en nuestro país y que vienen pidiendo diferentes organismos de la sociedad civil, ayudaría en parte a resolver el problema de los accidentes, pero no del todo.

 

Se necesita como dije antes otros esfuerzos y otros actores, que ayuden a parar esta epidemia que sigue sembrando el luto y el dolor en las familias nicaragüenses. El debate está servido.

 

*El autor es Periodista. Tiene un Máster en Comunicación por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y es autor del blog:tropecientaspalabras.worpress.com . Twiter:Deylin_G . Facebook: Deylin Gutiérrez . Google+:Deylin Gutiérrez

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus