• Jun. 4, 2013, media noche

Jorge Huezo Castrillo

En estos días recientes, cuando el tema del Canal Interoceánico ha estado en la palestra pública, hemos visto entrevistas televisivas, declaraciones radiales y artículos publicados en los periódicos, de personajes de la vida nacional, unos a favor del Canal y otros en contra; opiniones favorables y opiniones desfavorables al Canal, todas opiniones que debemos respetar, pues son sencillamente opiniones.
Las decisiones importantes que se deben tomar, deben ser aquellas que estén a la luz de los estudios hechos por verdaderos expertos en cada una de las diferentes materias que atañen a la construcción de esta vía acuática, y no meras especulaciones de personas que por muy importantes que sean no siempre son especialistas en la materia.
Uno de los argumentos anti-canal que está muy de moda, es aquel que dice que si se ocupa el lago Cocibolca para el tránsito de vapores, esto va a contaminar sus aguas, y como el Cocibolca es nuestra gran reserva de agua dulce, declaran abiertamente que es inviable hacer uso de dicho lago.
Como preocupación por el medio ambiente se podría entender esta postura, pero como argumento serio carece de toda validez. Basta hacer una breve reflexión sobre lo que ha pasado con el Canal de Panamá, para que ese argumento caiga por su propio peso. El pase de vapores por ríos y lagos no contamina sus aguas.
El Canal de Panamá hace uso del Río Chagres y del Lago Gatún para el pase de vapores de un océano a otro. Este Canal va a tener un siglo de operar, cien años de uso diario, con más de cuarenta vapores transitando sus aguas día a día, sin embargo sus aguas conservan su pureza; es más, las ciudades de Panamá y Colón toman sus aguas para saciar la sed de sus habitantes, y esto ha sido posible por la sencilla razón que existen estrictas normativas que impiden que en sus aguas se viertan aguas servidas o basuras que puedan contaminar esos recursos hídricos.
Ningún buque puede descargar aguas servidas 10 kilómetros antes de entrar y 10 kilómetros después de salir del Canal, ya no se diga en el curso del Canal. El espejo de agua del Chagres y Gatún es infinitamente menor que el espejo de agua del Cocibolca, con más de ocho mil kilómetros cuadrados, o sea que si en un espacio tan pequeño en Panamá no ha sido contaminado en 99 años de uso, mucho menos que pueda contaminarse el Cocibolca con sus casi nueve mil kilómetros cuadrados.
Debemos tener en cuenta que el Cocibolca es un lago vivo, que tiene sus propios acuíferos y en sus aguas desembocan varios ríos que hacen que desagüe diariamente 41 millones de metros cúbicos de agua al río San Juan, o sea, es un lago que constantemente se está limpiando.
El Gran Canal necesita de 5 millones de metros cúbicos de agua diariamente para su funcionamiento, de acuerdo a los estudios hechos anteriormente, por lo que el lago representa una seguridad para el permanente funcionamiento del Canal. Además, con la construcción del Canal, se garantizan los fondos necesarios para una reforestación masiva de todas las cuencas desgastadas, lo que a la larga garantiza una mayor producción de agua para la sostenibilidad del proyecto.
Algunos ambientalistas alegan que el fondo del lago es tan inestable y tan frágil que sería prácticamente imposible abrir un cauce de más de 20 metros de profundidad para que puedan pasar los buques de gran calado, sin embargo, otros ingenieros expertos en construcciones alegan que con los avances de la tecnología moderna, ese detalle puede solucionarse sin ningún problema, y que su mantenimiento permanente no es ninguna cosa imposible de hacer. Creo que estos aspectos lo tendrán que decidir los estudios puntuales que puedan hacer ingenieros hidráulicos, especialistas en la materia.
Lo que sí contamina las aguas del Cocibolca ahora son las aguas servidas y desechos de industrias aledañas a su costa, pues las alcaldías de todas esas poblaciones no tienen suficientes recursos. Solo con el Gran Canal tendrán los recursos necesarios para que no vuelva a vertirse ni una sola gota de agua servida a las limpias aguas del Cocibolca.

* Fundación Gran Canal de Nicaragua

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus