• Ago. 28, 2013, media noche

 

 

 

 

Parte 1


Actualmente vivimos en condiciones contradictorias, por un lado la publicidad nos vende imágenes de cuerpos delgados, musculosos, definidos, caras y pieles espectaculares y, por otro, alimentos altamente calóricos, poco nutritivos y visualmente atractivos. Esto genera una presión de querer verse mejor, para alcanzar ese ideal que se supone es lo “normal” y se asumen conductas extremas, donde no se prioriza la salud, por el contrario, se sacrifica.

Recordemos que “somos lo que comemos”, por tanto, la principal herramienta que debemos implementar es establecer un estilo de vida saludable que incluya alimentarse sanamente y realizar actividad física.

Destacaré el impacto de los macronutrientes (proteínas, grasas y carbohidratos) y micronutrientes (vitaminas y minerales) en la calidad de la piel y en el envejecimiento saludable.

Cada uno aporta materia prima a nuestro organismo para que funcione adecuadamente.

Proteínas

(Huevos, lácteos, pollo, pescado, carnes, cerdo en general)

Nos dan aminoácidos necesarios para que nuestros músculos estén fuertes. Estos consumen energía y dan sostén a la piel. (músculos fuertes implican menos arrugas)

Favorecen la producción de colágeno y elastina que tonifican y dan elasticidad

Permiten que nuestro cuerpo cicatrice, y genere tejidos adecuadamente

Participa en la producción de sustancias muy importantes como los anticuerpos y las hormonas

Se deben consumir proteínas en cada tiempo de comida. Estas deben ser siempre las más saludables como los lácteos descremados, el yogurt natural en vez de crema, las pechugas, carnes magras, etc., y prepararlas sin adicionar grasa.

Carbohidratos

(Azúcar, mieles, frutas, arroz, papa, yuca, plátano, quequisque, yuca, frijol, lenteja, garbanzo, gallo-pinto, tortilla, pastas y panes)

Son una necesaria fuente de energía para todo nuestro sistema

Aportan nutrientes para los tejidos de sostén en la piel

Son mejores las que tienen más fibra, dan más saciedad, controlan el peso y son más nutritivas (frijol, lenteja, garbanzo, panes muy integrales, pasta integral, tortilla de maíz molido, papa con cáscara)

Evitar o moderar aquellos que son 100% almidón pues causan más flacidez, se acumulan como grasa y generan sensación de hambre (arroz blanco, panes, papa sin cáscara , yuca, quequisque y plátano)

Los carbohidratos deben ocupar solo ¼ del plato

Grasas


(Aceites, mantequillas, semillas, aguacate)

Son fuente de energía

Dan elasticidad a la piel

Ayudan a eliminar toxinas y son antioxidantes

Las más sanas están en el aceite de oliva, canola, maíz y girasol

Incluir porciones moderadas de aguacate

Preferir los alimentos que aportan Omega 3 como el salmón, las sardinas (quitar la grasa), semillas de linaza, almendras y marañones.

Conocer los beneficios que nos brindan los alimentos nos permite tomar mejores decisiones a la hora de comer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus