• Oct. 9, 2013, media noche

 

Muchos hemos escuchado que correr ayuda muchísimo para adelgazar, pero ¿qué tan cierto será esto? Les cuento que debido a que hubo un cambio de instructor en mi gimnasio decidí cambiar la rutina que he hecho por más de 4 años, que es hacer pesas y luego aeróbicos. Tengo aproximadamente unas dos o tres semanas de estar haciendo mi rutina de pesas y luego me cruzo a la máquina a caminar y a correr un poco. Déjenme decirles que no es tan fácil como parece, pero efectivamente ayuda mucho bajar un poco de peso, al menos yo he sentido que me ha ayudado.

Uno de los puntos más importantes de todo esto es que no requieres de mucho para poder hacer este ejercicio, únicamente contar con un buen par de zapatos tenis que te protejan de lesiones y ropa cómoda para desarrollar este ejercicio y estás lista. Solo es salir de la puerta de tu casa y seleccionar una ruta para hacerlo.

Esto es importante, porque muchas no tenemos chance de ir a un gimnasio o bien no tenemos presupuesto para pagar a un instructor que nos ayude o establezca una rutina de gimnasio. Correr nos ayuda a desarrollar condición física y a la vez nos ayuda a botar esa grasa y libritas de más en nuestro cuerpo.

 

Como les comentaba en el primer párrafo, efectivamente correr no es tan fácil, por lo cual les sugiero que no se frustren ni se presionen tanto en cumplir cierto tiempo corriendo o bien deben hacer cierta cantidad de velocidad al hacerlo; les recomiendo que establezcan un paso que les permita hacerlo por un tiempo debido y el tiempo lo vayan aumentando gradualmente. No todas tenemos la misma condición física ni la misma resistencia, pero lo más importante es que nos empujemos cada día a hacer un poquito más y un poquito más. Si se te dificulta mucho correr no hay problema, caminar también es una buena opción, inclusive lo puedes mezclar caminar un poco y luego hacer otros 5 minutos trotando y así vas avanzando acorde a tus capacidades. Yo así lo estoy haciendo, inicio mi rutina caminando como calentamiento y luego una vez caliente procedo a cambiar la velocidad de la máquina a una intensidad de trote mediano. Esto me permite esforzarme un poco más pero no desgastarme.

Les recomiendo iniciar esta práctica realizándolo unas tres veces por semana para no desgastarse mucho y así van probando poco a poco y aumentando sus tiempos. Lo ideal es iniciar con al menos unos 20 minutos, ya sean caminando o trotando, pero no hagamos menos tiempo de esto.

Recuerden hidratarse mucho ya que el correr las hará sudar… al menos yo termino a mares. Inicien su día corriendo, verán cómo les llena de energías y les da la satisfacción de que ya cumplieron su rutina de ejercicios, y no olviden que la clave del éxito en cualquier ejercicio para ver resultados es la constancia, debemos ser constantes y darle chance al cuerpo para empezar a ver los resultados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus