• Oct. 9, 2013, media noche

 

 

La cirugía bariátrica o cirugía antiobesidad se refiere a aquellos procedimientos quirúrgicos que reestructuran el tracto digestivo con el objetivo de favorecer la pérdida de peso en pacientes que tengan indicación precisa.

Las indicaciones de esta cirugía son:

Personas con índice de masa corporal mayor de 40.

Personas con índice de masa corporal entre 35 y 39.5 asociado a enfermedades importantes como hipertensión arterial, diabetes mellitus, apnea del sueño, dislipidemia y otras susceptibles de mejoría con la pérdida de peso.

Personas con índice de masa corporal entre 30 y 35 con múltiples intentos para perder peso sin resultados satisfactorios y con afectación psicosocial importante o comorbilidades mencionadas.

La cirugía Bariátrica practicada con mayor frecuencia en nuestro país es la Manga Gástrica o Gastric Sleeve, en esta se reduce el tamaño del estómago en un 80 % y hay tránsito del estómago y el duodeno sin ninguna estación. El nuevo estómago toma la forma de una “manga de camisa”. En esta cirugía se pierde la sensación de hambre, pues no hay presencia de grelina, hormona estomacal que induce a comer.

La cirugía bariátrica es una “herramienta” que junto a una alimentación saludable y una rutina de ejercicio permite una disminución de peso importante, hasta de 100 libras o más en algunos casos. Este procedimiento no es mágico.

Antes de la cirugía se inicia un periodo de 3 a 6 meses de preparación con una alimentación saludable en donde se comiencen a corregir los malos hábitos alimenticios y a colocarse en forma antes del procedimiento, 72 horas antes de la fecha de la cirugía debe implementarse una dieta líquida alta en proteínas, y luego de la cirugía se debe seguir un esquema de cuatro fases que facilita la cicatrización y la reeducación en una nueva forma de comer.

 

La fase 1 es de 15 días de alimentación con líquidos claros consistentes en suplementos nutricionales completos, caldos tipo consomé sin ningún residuo, té sin azúcar y suero oral ocasionalmente. La fase 2 es de otros 15 días con líquidos completos, en esta ya se incluyen lácteos, además se licúan vegetales en los caldos o sopas, se mantiene el suplemento nutricional.

Ya al mes de la cirugía se inicia la fase 3 en donde se inicia el consumo de huevo, purés, se incluyen pequeñas porciones de proteínas majadas, desmenuzadas y blandas, esta fase se mantiene por un mes y finalmente la fase 4 en donde se reproduce casi una alimentación normal con control de las cantidades, pues el volumen de ingesta final es de 6 a 8 onzas.

Alimentarse saludablemente antes y después de una cirugía Bariátrica, realizar ejercicio de forma regular y comenzar un proceso con apoyo psicológico que facilite la adaptación a la nueva condición es muy importante para que esta “herramienta” cumpla con su objetivo, que es el de proporcionar salud.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus