• Oct. 23, 2013, media noche

 

Llegó ese gran momento. Ese, para el que creo ninguna está lista. Particularmente no me siento para nada preparada y hasta un poco temerosa de que si podré ser una buena madre, cómo me irá, cómo criaré a mi bebé y también lo infaltable, cómo quedaré físicamente después del embarazo. Creo que esos son temores de todas las que estamos preparándonos para ser mamás o ya lo son, al menos ese es mi consuelo, saber que todas las que tenemos vocación de familia lo sentiremos o lo hemos sentido en algún momento de nuestra vida.
Luego de analizar cómo muchas parientes y conocidas mías han quedado físicamente después de un embarazo, no es nada fuera de lo normal decir que hay quienes quedan con varias libritas de más, que tu cuerpo cambia, tus caderas se ensanchan, en muchos casos tu cutis se ve afectado y tus hormonas hacen que cambien muchos detalles de tu organismo, como la producción de grasa en tu cuerpo. Algunas, pero muy pocas, quedan mucho mejor después del embarazo, quedan más esbeltas, con una mejor figura y con un aura distinta.
Todos estos detalles son un cambio del que toda mujer que quiere o piensa tener bebé debe estar consciente y saber cómo asimilar estos cambios. Luego de haber hecho ese estudio me puse a reflexionar qué debo hacer para prepararme para la maternidad y estar lista para asimilar todos los cambios, y a continuación les comparto varios puntos que he decidido y estoy realizando en mi preparación para ser mamá.

Ácido fólico:

Es importante el consumo de acido fólico tres meses antes de empezar a pedir bebé. Ambos deberán consumirlo, tanto el hombre como la mujer, al menos eso dice mi ginecólogo.

Limpieza dental:

Es de mucha importancia realizarte una limpieza dental, con la finalidad de que tengas tu boca limpia y libre de bacterias e infecciones; a través de la boca es que muchas enfermedades se transmiten. Durante el embarazo también hay que realizárselas cada tres meses.

Alimentación sana:

Procura bajar de peso al menos unas 10 libras antes de salir embarazada, para que tu cuerpo esté listo para subir esas libras durante los 9 meses de embarazo.

Ejercicio:

Empieza con tiempo a hacer ejercicio, procura hacer rutinas que podrás realizar durante tu embarazo para que el cuerpo se acostumbre y los puedas continuar durante la maternidad. El ejercicio te ayudará antes del embarazo a bajar de peso y durante este te ayudará con la circulación.

Amigas, entiendo que ser mamá no es fácil. No dudo será una etapa linda y nueva en mi vida, pero también estoy consciente de que con ella surgirán muchos cambios en mi organismo y para ello hay que prepararse bien para luego no lamentarse. Invito a todas esas lectoras que inician su búsqueda de bebé, a que tomen mis recomendaciones para que tengan una más grata experiencia durante la maternidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus