• Nov. 6, 2013, media noche

Hace unas dos semanas aproximadamente tuve la oportunidad de ir a un congreso en el que un conferencista de transformación, nicaragüense, estuvo hablando sobre las capacidades de la mente y cómo uno se puede comprometer a actividades o bien establecer prioridades y lograrlo. Asimismo, por casualidades de la vida, una amiga me regaló tickets para ir a escuchar a Cala en su conferencia hace una semana y la misma también tenía esa dirección, de cómo trabajar arduamente para lograr un objetivo o bien para ser un líder y triunfar en la vida.

Realmente ambas charlas fueron bien inspiradoras para mí, debido a que siempre es importante escuchar las experiencias y conocimientos de otras personas y que te alienten a darte cuenta de que uno puede lograr todo lo que se propone, siempre y cuando se tenga una meta bien clara y definida, trabaje y se enfoque para lograrlo.

Al tener la oportunidad de recibir ambas conferencias he decidido compartir un poco con ustedes lo que a mí me dejó de aprendizaje, pues sé que no todos han tenido la oportunidad de asistir a este tipo de charlas que les recomiendo si pueden, asistan. Siempre tenemos algo que aprender de alguien y sobre todo de las experiencias de éxito.

Lo que más me interesó de una de las charlas es que hablaba sobre los compromisos, y me dejó esta pregunta: ¿vos a que estás comprometida? En ocasiones decimos, no, es que yo no hago esto bien, pero realmente cuando de corazón te preguntas si realmente estoy comprometido a hacer esto bien, te das cuenta en ocasiones, que no lo estás. El compromiso puede ser en tu trabajo, en tu casa, tu familia, tu dieta, tus estudios, tu trabajo, tu proyecto, tu ejercicio, etc. Pero tenemos que estar claros que para poder lograr lo que queremos debemos verdaderamente desearlo y estar comprometidos a ese algo para trabajar mucho, arduamente e ir encaminando tu destino para obtenerlo. Las cosas a medias no funcionan, estamos comprometidos o no lo estamos.

Asimismo en la charla de Cala me dejaron otra pregunta. ¿Si no tuvieras miedo, qué harías hoy? Esta pregunta es bien clara. En muchas ocasiones nuestros miedos nos limitan a llegar adonde queremos estar, puede ser miedo al fracaso, miedo al que dirán o cualquier otro miedo….pero es importante ir superando este impedimento, ir venciendo las barreras que te limitan a llegar a ser el líder que quieres ser. Para poder lograr tus metas debes trabajar mucho, el camino no es fácil, pero sí se puede. Se puede si estás comprometido, se puede si crees en vos misma, se puede si entendés a tu persona, tu ser y lográs botar esas barreras que te limitan.

Esto es una pequeña muestra de lo aprendido en ambas charlas y a mí me dejaron pensando mucho en qué es lo que yo quiero para mi vida. Te dejo ambas preguntas, reflexiónalas, medítalas y contéstalas con sinceridad y luego toma acción para cumplir tus anhelos y sueños.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus