• Nov. 14, 2013, media noche

¿Puedo o no puedo mantener una dieta? ¿Puedo o no puedo bajar esas 15, 20, 50 libras? Esas son algunas de las preguntas que muchas de nosotras nos realizamos al iniciar una dieta. Que difícil se nos hace mantenerla por un tiempo prolongado. Cuántas veces no te ha pasado que dices que el lunes inicias la dieta, y llega el martes y ya la estás rompiendo con un pastelito, una rosquilla, un heladito o bien un rico gallo pinto… mmm, qué rico, ya de hecho hasta hambre me dio je, je. Déjenme decirles que no están solas… eso nos pasa a muchas. Me atrevo a decir que a todas.

La voluntad es sumamente importante en todo momento. Si no tienes voluntad al momento de iniciar la dieta, te garantizo que la misma será un fracaso total. Si no hay voluntad y compromiso para tu objetivo o tu plan de acción, no podrás ser exitosa en el cumplimiento de la misma. ¿Por qué compromiso? Compromiso porque debes querer y saber que tienes un propósito para lograr lo que te estás fijando, ese compromiso o voluntad es el que te hará ser fuerte y te mantendrá firme en momentos de debilidad, que llegan muy a menudo cuando hablamos de comida y de hambre, sobre todo en estas fechas que vienen.

Ahora la pregunta del millón… ¿cómo puedo hacer para fortalecer mi fuerza de voluntad? En diversos artículos que he leído, y por experiencia propia, existen algunas formas de fortalecer tu fuerza de voluntad. Uno de ellos --y el que a mí me funciona más--, es cumplir con tus cinco tiempos de comida al día. Estar merendando y comiendo la comida que te corresponde en los tiempos indicados te mantendrá satisfecha, y esto hará que estés más controlada al ser expuesta a tentaciones. Cuando tengas una tentación enfrente recuerda tu compromiso, tu meta, y lo feliz que serás al obtenerla, esto te ayudara a ser más fuerte en esos momentos. No pierdas el enfoque, siempre recuerda el sacrificio que has hecho hasta el momento y valora si realmente vale la pena perder el esfuerzo en ese bocado de postre.

Distracción, mantente ocupada, la desocupación nos hace pensar en comida, cuando tengas ganas de comer algo enfócate en tu trabajo, en tus ocupaciones, esto hará que te distraigas y dejes de pensar en la comida que quieres consumir que no está dentro de tu dieta.

Estas son algunas de las formas que a mí me han resultado para fortalecer mi fuerza de voluntad. Una vez que logres vencer un obstáculo, las tentaciones de comida, verás que la siguiente vez se te hará más fácil y más fácil. Es de esta forma como harás crecer tu fuerza de voluntad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus