• Nov. 14, 2013, media noche

No llegan a darse golpes físicos, pero las discusiones de muchas parejas en el hogar son tan candentes como una pelea de boxeo. Comienzan con un desacuerdo en el primer asalto, luego tiran la puerta y dan un par de gritos en la tercera ronda, y cuando están a punto de acabar la pelea, suena la campana y antes de que uno pueda noquear al otro ambos salen corriendo a la cama para tener una intensa sesión de sexo apasionado, mejor conocido como sexo de reconciliación.

Toda pareja en algún momento ha tratado de resolver un conflicto en la cama.Y muchos aseguran: “No hay nada mejor que pelear y luego hacer el amor”. Pero ¡ojo! Existen dos tipos de sexo de reconciliación: el “animal” y el “romántico”, y uno de ellos puede ser muy peligroso para tu relación.

El sexo de reconciliación “animal”, aunque muy ardiente, solo te lleva a un acuerdo momentáneo bajo las sábanas, pero cuando te levantas de la cama el conflicto continúa, porque en ningún momento llegaste a un acuerdo o entendimiento. Este comportamiento es dañino para cualquier relación, pues nunca resuelven sus problemas. Incluso hay personas que se sienten peor después de hacerlo, mientras que otros se vuelven adictos a este comportamiento y buscan cualquier excusa para pelear, con tal de tener una sesión de sexo de reconciliación “animal”.

Por el contrario, el sexo de reconciliación “romántico” es cuando tienes una acalorada pelea con tu pareja, pero en vez de acudir al sexo para resolver la situación, más bien utilizas la comunicación. Cada cual deja su orgullo a un lado y trata de entender el punto de vista del otro. Independientemente de quién tenga la razón, ambos piden disculpas por haberse herido u ofendido. Después de tener esta comunicación es maravilloso hacer el amor, pues lo que provocó irte a la alcoba fue un entendimiento mutuo que los une profundamente y no un instinto salvaje del momento. Este tipo de intimidad se llama sexo de reconciliación “romántico”, y cuando acabas este te sientes aún más enamorado.

Te recomiendo que la próxima vez que estés en un cuadrilátero con tu pareja y suene la campana, antes de llegar a la cama, dialoguen sin prejuicios y verás que la pelea acabará en una romántica decisión unánime.
 

Para más motivación, visita “El Empujoncito de Maria Marin” en www.youtube.com/mariamarinonline

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus