• Nov. 18, 2013, media noche

Les podrá sonar raro decir que una categoría de alimentos tiene personalidad. Me refiero a que estos macronutrientes a pesar de formar un gran grupo tienen algunas características que les permiten aportar más o menos beneficios a nuestro organismo y salud y por tanto podríamos decir que son “carbohidratos buenos “o carbohidratos malos”.

Debemos recordar que necesitamos recibir alimentos de todos los grupos o categorías

El 50% de las calorías en carbohidratos, 30% en grasas y 20% en proteínas. Los carbohidratos son una importante fuente de energía y de materia prima para sintetizar algunos productos que nuestro cuerpo necesita.

Este grupo de alimentos está compuesto por los azúcares y por alimentos que la contienen, miel, dulce de rapadura, frutas, frijol, gallopinto, tortilla de maíz, panes, tortillas de harina, arroz, papa, yuca, maduro plátano, quequisque, malanga, pasta, lentejas, garbanzo, avena y cereales.

Cuando son ingeridos, llegan al intestino delgado en donde ocurre su digestión y absorción hacia la sangre, la rapidez de estos procesos varía según el carbohidrato.

Los que se absorben y elevan los niveles de glucosa más rápido se acumulan más fácilmente como grasa, hacen que nuestro cuerpo produzca más insulina, elevan los niveles de glucosa y triglicéridos y desencadenan más sensación de hambre son los “malos”, mientras que los “buenos” se absorben y elevan la glucosa lentamente, y, por tanto, nuestro cuerpo puede quemarlos más fácilmente, suben poco la insulina, engordan menos, dan menos hambre y permiten que los niveles de glucosa y triglicéridos se mantengan más normales.

Los carbohidratos “buenos” están representados por las frutas comidas con cáscara o combinadas con fibras en batidos, al igual que las más ácidas y menos dulces, las leguminosas como el frijol, lenteja, garbanzo, y, por ende, el gallopinto, la tortilla de maíz --no de harina de maíz--, el pan y la pasta integral, los cereales altos en fibra, arroz integral, avena integral y papa con cáscara. Los carbohidratos “malos” están representados por los azúcares, las mieles, los postres, las reposterías, arroz blanco, harinas de panes y pastas blancas, papa sin cáscara o en puré, yuca, quequisque y malanga.

Quiero aclarar que el hecho de catalogarlos como “malos” no significa que sean prohibidos, simplemente sus características hacen que los beneficios a nivel metabólico sean menos, y por esto sugiero que se consuman ocasionalmente, en pocas cantidades y se combinen con mucha ensalada y fibra, además, con proteínas, pues esta mezcla hace que su absorción y metabolismo sea más noble y adecuado.

Nuestro cuerpo requiere consumir carbohidratos, por tanto, debemos escoger los de mejor calidad y los que aportan mayor beneficio a nuestra salud.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus