• Nov. 27, 2013, media noche

 

Entre las costumbres más típicas en nuestro país está la de buscar aquellos platillos que nos caracterizan y nos identifican con nuestros ancestros y cultura. Una de estas delicias gastronómicas es la fritanga.

Muchas personas cuando quieren mantener su peso, o cuando presentan alteraciones en el colesterol, triglicéridos o el azúcar, se sienten entristecidas pues suponen que este deleite llegó a su fin.

Por esta razón quiero hacer una propuesta de la manera de disfrutar saludablemente de una rica fritanga. Obviamente muchos dirán: “Si peco, peco con todo” (y se lo comerán todo); otros dirán: “Para estar restringido, mejor ni voy”. La invitación es a encontrar lo mejor de nuestras costumbres gastronómicas y de esta manera no perder la oportunidad de deleitarnos con esos antojitos en versión saludable. Lo primero es recordar que la comida preparada de forma casera, condimentada de forma natural, siempre tendrá ventajas sobre aquellas que son más industrializadas, masificadas, cargadas de químicos y preservantes.

Lo segundo es saber que a donde vayamos siempre habrá opciones saludables para escoger. Analizaremos por tanto uno a uno los componentes de la fritanga, para poder hacer la mejor elección.

Pollo, carne , cerdo. Estos son preparados a las brasas, por tanto no tienen grasa en su preparación, y tienen el rico sabor que los caracteriza. Recordemos que mientras no haya una contraindicación específica podemos consumir carne roja una o dos veces por semana, y disfrutar de un lomo de cerdo sin excedernos con las calorías. Recuerda siempre quitar la piel al pollo.

Gallopinto


Generalmente tienen gran cantidad de grasa, por esto es bueno consumir pocas cantidades o evitarlo.

Tajadas, plátano frito

Las frituras pueden estar presentes solo una vez por semana y en cantidades moderadas. Escoge si lo frito que consumirás será tu fritura semanal. En algunos lugares se consigue el plátano verde o maduro cocido o frito.

Tortilla de maíz

Es la mejor opción cuando quieres guardar la línea. Combinada con una proteína y mucha ensalada es una opción muy “light”.

Queso

Una onza de queso, que equivale a un trozo del tamaño de una caja de fósforos, tiene alrededor de 120 a 150 calorías. Por tanto, se debe moderar la cantidad y consumir al natural mejor que frito.

Ensalada, encurtido de cebolla, chilero

Exagera con la fibra, te sentirás más satisfecho y por otra parte la fibra es baja en calorías, así que fortalece el consumo de estos alimentos.

Las bebidas

Prioriza el agua, las bebidas típicas consúmelas en poca cantidad por las calorías del azúcar, cereal y fruta como tal. También puedes acompañar con alguna bebida sin calorías.

Al ordenar tu plato prioriza las ensaladas y cualquier tipo de carne y solo un cuarto del plato con harinas como el gallopinto, tortilla, plátano o maduro.

Comer sanamente es una práctica que puedes implementar en cualquier lugar. Escoge las opciones más saludables hasta en una fritanga. ¡Haz el intento!!!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus