• Ene. 9, 2014, media noche

 

¡Feliz 2014 a todos mis lectores! Esta es la primera columna de este año y por eso quiero compartir con ustedes algo que tuve la oportunidad de leer en estos días de descanso. Me encontré en un libro una frase que me llamó mucho la atención: “LA SALUD ES UNA ACUMULACIÓN DE HÁBITOS A LARGO PLAZO”. Realmente comparto con el autor este planteamiento.

Diariamente en mi consultorio y también en situaciones de la vida cotidiana veo cómo muchos arrugan la cara cuando se les propone o habla de establecer un estilo de vida saludable, lo ven como algo aburrido, lejos de alcanzar y muchas veces solo enfocado para quienes padecen de alguna enfermedad, quieren verse esbeltos y musculosos, o cuando quieres tener algo de excentricidad en tu vida.

Por una mejor calidad de vida

Creo más bien que debemos aprovechar el inicio del año para detenernos a pensar un poco en nosotros mismos y en lo que realmente queremos para cada uno. Uno de esos objetivos debe ser LA CALIDAD DE VIDA. Los múltiples avances de la ciencia y la medicina, al igual que los tratamientos quirúrgicos y terapéuticos especializados, han permitido que se les pueda hacer frente a enfermedades complicadas como las del corazón o al cáncer en sí. Sin embargo, no por esto estamos menos enfermos; por el contrario, los índices de obesidad y de enfermedades como la hipertensión, diabetes, alteraciones en el colesterol y cáncer siguen en aumento.

El hecho de tener más recursos para tratar la enfermedad no quiere decir que estamos mejor, por el contrario, creo que el enfoque debe ser evitar que todas estas patologías aparezcan y se desarrollen, es decir, que haya más prevención.

Para obtener calidad de vida debemos pensar en tener una VIDA MÁS SANA. Por esto, desde hoy mismo hay que comenzar a ahorrar monedas de salud en nuestra alcancía, será la única manera de llegar a ser adultos mayores con gran vitalidad y salud. Si aún el tema no te ha interesado, nunca es tarde para aprender y para desarrollar la habilidad de establecer un estilo de vida saludable.

Lucha contra el estrés

Esto no es fácil, pues la vida actual nos ofrece toneladas de estrés, alimentos altamente procesados cargados de agroquímicos, persevantes, colorantes y saborizantes, poco tiempo para la relajación, actividad física y crecimiento personal y espiritual, y esto nos está llevando al abismo. ¿Quieres esto para ti y para tus hijos?

Solo quiero que pienses un poco y reflexiones lo que estás haciendo en cuanto a tus hábitos de vida y rápidamente hagas una lista de lo que debes cambiar. Luego, poco a poco y de manera consciente, ve modificando lo negativo por hábitos más saludables.

No pierdas el tiempo y ¡AHORRA EN SALUD! Tu buena calidad de vida no tiene precio. El estilo de vida saludable que puedas establecer debe ser duradero y permitirte disfrutar plenamente de la vida, sintiéndote bien en todo el sentido de la palabra y orgullosa de ti misma.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus