• Ene. 13, 2014, media noche

El final de cada año es un buen momento para hacer balance y, sobre todo, para plantear nuevos retos para el año entrante. En el post anterior, con una sencilla felicitación navideña, expresamos nuestros mejores deseos desde la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social del BID para los próximos meses. Hoy quisiera explicar los grandes pilares con los que queremos contribuir a un efectivo desarrollo de la región.

CORTESÍA / END

Nuestro acento se centra, forzosamente, en el trabajo. En el BID estamos convencidos que contar con mejores trabajos (más productivos y con acceso a seguridad social) está en el corazón del desarrollo, porque el trabajo está en la base de las oportunidades que cada persona tiene para garantizar un futuro más próspero para uno mismo y para toda su familia.

Un buen trabajo es la garantía más sólida y sostenible para escapar de la pobreza. Por eso, el primer pilar de nuestros proyectos intenta brindar nuevas oportunidades laborales. Y esto se consigue a partir de una labor conjunta con el sector educativo, para adaptar la educación a las necesidades del sector productivo y con ello facilitar la transición escuela-trabajo y combatir el flagelo del desempleo juvenil.  Y se consigue, también, con programas y políticas innovadoras y costo-efectivas que permitan facilitar que los sectores vulnerables (como los jóvenes, las mujeres, o las personas con discapacidades, por ejemplo) puedan ingresar al mercado de trabajo.

Nuestro segundo pilar es promover una fuerza laboral más productiva, que pueda desempeñarse de manera más efectiva, con mayores ingresos y mayores posibilidades de crecer en el trabajo, y al mismo tiempo, lograr una mayor competitividad para las empresas de la región. Estamos convencidos que una fuerza de trabajo con conocimientos continuamente actualizados es esencial para asegurar el crecimiento con equidad en un contexto de acelerado cambio tecnológico.  Para ello trabajamos con gobiernos, empleadores, trabajadores e instituciones de formación para promover el desarrollo de capacidades y habilidades por parte de los trabajadores vinculadas y en consonancia con las estrategias de desarrollo de los países.

El tercer pilar de nuestros proyectos es apoyar la creación de trabajos con acceso a mejor proteccion ante riesgos de enfermedad, pobreza en la vejez, o desempleo, a traves de políticas y programas para mejorar las pensiones de la región, las prestaciones sociales por desempleo o batallar contra talones de Aquiles para la región como la informalidad laboral.  Creemos firmemente que los trabajadores más felices son, también, los trabajadores más productivos. Y creemos que es posible reforzar la capacidad institucional de las instituciones laborales de la region (ministerios de trabajo, servicios de empleo, sistemas de previsión social, etc) para garantizar mejor los derechos de los trabajadores. Por eso el cuarto pilar de nuestro accionar es trabajar para conseguir instituciones laborales mas eficaces y efectivas.

En este 2014 esperamos seguir aportando nuevos proyectos e ideas para lograr mejores trabajos  en la región. No es sólo una cuestión económica. Es, principalmente, un reto de desarrollo social para garantizar un futuro más equitativo, más justo y con más oportunidades para todos.
 
Esta columna fue publicada originalmente en el blog Factor Trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). @factortrabajo

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus