• Ene. 29, 2014, media noche

 

Tres ranas se sentaban en el borde de un río y dos decidieron brincar. ¿Cuántas ranas quedaron en el borde? Si tu respuesta es 3, estás en todo lo correcto. El tomar una decisión no equivale a actuar. ¿Cuántas veces has decidido iniciar una dieta o un régimen de ejercicio? ¿Cómo te fue? Una decisión sin acción no es más que una buena intención. La toma de decisiones muchas veces es la parte más fácil del proceso. ¿Cuántas siguen sin iniciar sus resoluciones para este 2014?

Para alcanzar una meta, uno debe definir claramente a dónde quiere ir y dónde se encuentra actualmente. La semana pasada daba el ejemplo de la persona que se planteaba bajar 30 libras durante el año. Para que esta persona empezara a tomar acciones positivas que le ayudasen a cumplir esto, es necesario conocer su punto de partida, es decir, definir una línea base para poder comparar a futuro su avance.

Esta persona necesita conocer qué acciones está tomando y cuáles son las que la están acercando a su destino final y cuáles no.

Al concienciarnos de las acciones que tomamos a diario, uno puede empezar a escoger mejores opciones más adelante. Si tus acciones no están alineadas con tu meta, entonces necesitas trazar una estrategia que te sirva de apoyo y con la cual te puedas comprometer.

Conoce tu meta


Conocer tu meta y analizar tu punto de partida es importante, pero no puedes ganar si no comienzas. ¿Qué acciones puedes tomar desde un inicio para apoyarte con tu nutrición, por ejemplo? Bien, elimina el azúcar, el alcohol y las comidas procesadas. Lleva agua a tu centro de trabajo o centro de estudio para que te mantengas hidratada a lo largo del día. Si quieres tener éxito, necesitas estar cómoda fuera de tus zonas de confort y sacrificar algo en el camino.

Recuerda comerte el elefante un mordisco a la vez, 30 libras en un año no es más que 2.5 libras al mes; ¿qué tan difícil puede ser tomar decisiones alimenticias y de ejercicio que puestas en acción te garanticen esa cifra?

¡El momento es hoy!


Una de mis bellas clientas escribió el siguiente comentario en las redes sociales: “Si esperamos hasta que estemos listos, estaremos esperando por el resto de nuestras vidas”.

Me pareció atinado con el tema de esta semana, porque debemos reconocer que nunca vamos a estar 100% listos para iniciar. Es importante que una vez que nos hayamos analizado, tomemos acciones inmediatas sin temer al fracaso.

Si este llega, veamos la parte positiva, aprendamos de los errores y tomemos nuevas acciones. Tener confianza en ti misma y saber que puedes lograr todo lo que te propongas es clave. Tomar la iniciativa significa tener la autoridad sobre tu vida.

Cualquier meta que realmente valga la pena lograr tomará tiempo, sacrificio y paciencia. ¿Estás dispuesta a pagar el precio? Espero que sí, porque en esta vida muchos no lo están y dejan todo su potencial desaprovechado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus