• Mar. 4, 2014, media noche

Foto de Liz West

Parece que, a pesar de participar cada vez más intensamente en el mercado laboral, a tener cada vez más educación, a alcanzar posiciones importantes; las mujeres todavía ganan menos que los hombres. El Financial Times lo decía elocuentemente hace pocos días: “No hay ningún país en todo el planeta en el que las mujeres cobren tanto como los hombres”.

 

La mala noticia: parece que las mujeres necesitamos ciertas habilidades que no tenemos -o tenemos pero no son tan buenas como las de los hombres-:las habilidades de negociación. La buena noticia: parece que podemos desarrollarlas….sólo tenemos que recalibrar nuestro pensamiento para manejar procesos de negociación de manera efectiva.

 

Hace un par de semanas se publicó en Business Education un artículo deJacqueline Brito  justamente planteando las habilidades de negociación como la clave para poner fin a la brecha de salarios entre hombres y mujeres que se ha discutido por décadas. Más allá que de que siempre nos falta algo….creo que es buena noticia, y me pareció optimista. En lugar de esperar leyes, se proponen clases de psicología de negociaciones y  gestión de negociación, que podrían ser online y tendrían el potencial de “reabastecernos de herramientas” para mejorar los salarios potenciales.

 

¿Cuáles serían habilidades de negociación? Por ejemplo, la capacidad de pensamiento lateral para no sucumbir en una entrevista; la habilidad de poder articular y plantear claramente cómo sumarías valor en tal o cual trabajo, posición o equipo; la habilidad para resolver problemas sin rodeos; la confianza y habilidad para hablar con convicción de lo que se quiere lograr. La autora plantea que en primeras entrevistas, mientras los hombres se comportan de tal forma que promueven una invitación a segunda entrevista; las mujeres muchas veces se empantanan: se embarran al sobre-analizar una situación, intentan diferentes respuestas y contestan demasiado sin responder a la pregunta que se nos hizo… ¿Vale la pena intentarlo, no?

 

¿Crees que en tu caso necesitarías saber negociar mejor? ¿Conoces ejemplos cercanos? Cuéntanoslo.

 

---

 

Esta columna originalmente fue publicada en el blog Factor Trabajo del Banco Interamericano de Desarrollo BID.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus