• Mar. 12, 2014, media noche

Cristiana Frixione

 

Desde la semana pasada quienes practicamos la religión católica estamos en la época de muchos cambios de tipo personal, dirigidos al mejoramiento espiritual de cada uno. Aparte de esto, hay implícito también el hecho de ayunar. Este ayuno se vive de diferentes maneras, desde dietas líquidas por una parte del día o de todo el día, o restricción de algo de la alimentación o de los hábitos personales que impliquen "sacrificio"; lo más común, es el hecho de no consumir carnes los días viernes, y Miércoles de Ceniza.

Típicamente para no consumir carne hay opciones aceptadas de forma cultural, por ejemplo, la famosa sopa de queso, iguana en pinol y los pescados preparados de diferentes formas.

Solo quiero recordarles que cualquier opción que elijan, no debe comprometer su salud. Así que tenga en cuenta estas recomendaciones para vivir su ayuno sin sacrificar la salud.

Desayuno

En los desayunos se puede hacer algo muy liviano, una suficiente porción de frutas acompañada de un yogurt idealmente natural y adicionar una cucharada de miel con o sin granola, unas rodajas de pan integral tostadas y untadas con un poco de mantequilla y jalea, acompañadas de huevo revuelto o una porción de queso. También puede consumir gallopinto con una tortilla de maíz, bien sea queso o huevo preparado de forma saludable.

Almuerzo

Para el almuerzo puede incluir la sopa de queso, hecha de forma tradicional. Sugiero hornear las rosquillas o hacerlas a la plancha; en caso de preferirlas fritas, asegurarse de secarlas muy bien con papel toalla para absorber la mayor cantidad de grasa posible. Puede incluir una sopa en caldo de pollo o de carne, con muchos vegetales dentro de la sopa y acompañarlo de una tortilla y una porción de queso. Usar las pastas es también muy práctico, pueden prepararse con salsa roja o aceite de oliva y ajo, pues son preparaciones más saludables y combinarlas con vegetales como el tomate, brócoli, coliflor, hongos y zukini, los cuales se cocinan y dejan al dente, se combinan con la salsa y un poco de queso seco o parmesano rallado encima; recordemos que las pastas se consumen con ensaladas y no combinadas con otras harinas como pan o arroz. Estas pastas también pueden mezclarse con atún, vegetales cocidos en cuadritos y mayonesa baja en grasa. Incluya pescados preparados de diferentes formas, trate de que esta sea saludable: a la plancha, al horno o al vapor, y acompáñelo con ensalada y una o dos guarniciones de su preferencia.

Cena

En las noches puede incluir alguna ensalada de atún, o repochetas que puede hacerlas a la plancha u horneadas. También puede combinar opciones mencionadas en el desayuno y la cena.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus