• Abr. 9, 2014, media noche

Los gobiernos necesitan aliados para innovar

Este fue el tema del panel Innovación y Emprendimiento en Salud y Educación – Actores Privados en la Provisión de Bienes Públicos presentado en el marco de la Reunión Anual del BID 2014. El panel tuvo la participación de dos grandes personalidades de Brasil involucrados en mejorar la calidad de la educación y salud en el país. El Dr. Gonzalo Vecina Neto es Presidente del Hospital Sirio Libanés de São Paulo que ha establecido acuerdos de gestión con el Sistema Público de Salud. El Sr. Jorge Gerdau, Presidente de Todos por la Educación, un movimiento que está cambiando el debate sobre la educación pública en Brasil.

El panel fue presentado por el Dr. Héctor Salazar, Gerente del Sector Social del BID. El Dr. Salazar compartió tres ejemplos de áreas en las que el valor agregado  del sector privado es patente. Primero, la provisión de servicios de salud a través de la Red de Salud  privada Mãe de Deus, que ha establecido alianzas con el Sistema Público Único de Salud. Segundo, las escuelas aeioTu en Bogotá que la Fundación Carulla está a punto de expandir bajo un modelo de franquicias sociales.  Tercero, la Tarjeta Solidaridad de la República Dominicana es un ejemplo de la implementación de mecanismos de gestión del sector privado, permitiendo la realización de pagos de los múltiples subsidios ligados a educación y salud que otorga el gobierno.

Al preguntar al Dr. Vecina cuáles son las alternativas para mejorar la gestión del sistema de salud en Brasil, él explicó que el mundo ha cambiado y en los últimos 30 años ha pasado por una revolución en comunicación aumentando la velocidad con la que la información fluye. El mundo cambió, pero el estado no y no ha podido adaptarse a estos cambios. Lo que el sector privado puede ofrecer para la provisión de servicios de salud es aumentar la eficiencia, es decir, mejorar la gestión de los servicios para responder a la demanda cada vez mayor de servicios de calidad. Por otro lado, enfatizó que en esta participación del sector privado para mejorar los servicios de salud, es importante que el Estado mantenga su función regulatoria. Este también es un reto, ya que la función regulatoria del Estado es un rol muy nuevo en la historia de la Región.

El Dr. Salazar concluyó el panel subrayando que no se trata  simplemente de la compra de servicios en salud o educación. El sector público y el sector privado se deben unir para comprar resultados, es decir, lograr un impacto en la calidad de los servicios provistos. El rol del sector público y el rol del BID es impulsar esta cultura y cambio de mentalidad orientada hacia la obtención de resultados en salud y educación que mejoren la vida en nuestra Región.

 

¿Se te ocurre algún buen ejemplo de asociaciones público privadas en temas de salud?

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus