• Abr. 24, 2014, media noche


Crónicas, artículos, radio, medios sociales; todos bombardean noticias trágicas sobre los fracasos de las políticas públicas alrededor del mundo. Sin embargo, en el Día mundial de la malaria, queremos darte una buena noticia. Según el reporte mundial de malaria 2013, la región de las Américas es una de las regiones más exitosas del mundo en reducir dicha enfermedad.

Desde el año 2000, los casos de malaria en la región se han reducido gradualmente, por lo que hoy tenemos el número más bajo de nuevos casos por  año (790,000) con la excepción de Europa.  Se calcula que 14 millones de casos de malaria fueron evitados entre el 2000 y el 2012 y que se han salvado 10 mil vidas.

Hoy, pocas personas mueren de malaria en América Latina y el Caribe. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que sólo 800 personas murieron de esta enfermedad en 2012, comparado a más de 500.000 que se estima murieron en África y 42.000 en el sudeste de Asia.

Las cifras son muy buenas, sin embargo, esto no significa que esta enfermedad se haya eliminado en toda la región.  Todavía existen 25 millones de personas con alto riesgo de contraer la enfermedad.  Actualmente, de los 35 países en las Américas, hay 15 que nunca tuvieron malaria o que la han eliminado hace muchos años.  De los 20 países restantes, incluyendo Guyana Francesa, que aún tienen casos de malaria, siete (Argentina, Belice, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Paraguay) están tomando los últimos pasos para eliminar la enfermedad.

Por otro lado, en Haití, Guyana y Venezuela, por ejemplo, el número de nuevos casos ha aumentado sustancialmente desde el año 2000.  En Venezuela, el número reportado en 2012 fue el mayor desde la década de los sesenta. Esto también podría darse porque la población tiene mayor acceso a reportar sus casos. Además, se necesitan nuevos esfuerzos en Colombia y Brasil ya que más del 60% de los nuevos casos ocurren en estos dos países (aunque ambos han reducido en más de la mitad el número de nuevos casos confirmados por año desde el 2000).

Se ha logrado bajar la incidencia de malaria por medio de diversas herramientas y estrategias.  De 1950 a 1978, siete países en la región de las Américas, la mayoría en el Caribe, eliminaron la malaria con el insecticida DDT.  Más recientemente, están tratando la malaria aplicando otros insecticidas, distribuyendo mosquiteros e identificando y tratando focos activos.

El medio ambiente, la situación política, el sistema de salud y la economía son factores que influyen en la incidencia de malaria en un país y por esto no será fácil eliminar lo que queda de la enfermedad en la región. Pero por ahora, en el día mundial de la malaria, celebremos que cada día son menos personas las que tienen que sufrir esta enfermedad.

*Jonathan Cali es miembro de la Fundación Global Health Corps y trabaja como consultor en la división de protección social y salud del BID en temas relacionados a enfermedades desatendidas, financiamiento basado en resultados y sistemas de salud.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus