• Mayo 7, 2014, media noche



Creo que todos podemos recordar un maestro especial que nos inspiró, nos exigió y nos hizo crecer. Para mí, fue mi maestro de español, quien plantó en mí una semilla que creció hasta convertirse en una gran pasión por las distintas culturas, pueblos y países de América Latina y el Caribe. Para otros, puede ser el maestro que les apoyó y les hizo darse cuenta de que sí podían transformar sus vidas a través de la educación.

Únete a nosotros el próximo 6 de mayo, en Washington DC, cuando la ex secretaria de Estado de los Estados Unidos de América, Hillary Rodham Clinton, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno, y el líder empresarial colombiano, Alejandro Santo Domingo, revelen el nombre del Mejor Educador de la primera infancia en América Latina y el Caribe.

Tal vez ningún maestro o maestra sea más importante que aquel o aquella que enseña a los más pequeños. La base de la inteligencia humana, el comportamiento socioemocional y la capacidad de aprender justamente se forman durante nuestros primeros años y, por esa razón, los premios ALAS-BID son una maravillosa oportunidad para reconocer el gran esfuerzo de tantos educadores de la primera infancia por mejorar las vidas de los ciudadanos más chicos; muchos de ellos, en medio de circunstancias adversas.

Los premios también presentan otras tres categorías: mejor publicación, mejor centro y mejor innovación. Los finalistas fueron seleccionados entre 700 candidatos por la calidad de su enseñanza, su nivel de involucramiento con la comunidad, su capacidad para innovar en el desarrollo de la primera infancia, su contribución a la educación preescolar y su potencial para inspirar a niños de diferentes orígenes.

Sin embargo, América Latina no es la única que se enfrenta al desafío de mejorar la calidad de la educación inicial. Tal como lo mencionará el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, en su discurso: “se trata de un desafío para el continente americano en su totalidad”. Desde las zonas rurales de Nicaragua hasta la capital de los Estados Unidos, a muchas familias se les dificulta hallar servicios de educación temprana de calidad.

Además de escuchar la visión de Moreno sobre educación temprana, el evento también incluirá charlas dinámicas tipo TED y conversaciones entre destacados académicos y líderes empresariales, así como con educadores, ministros y otras autoridades educativas. Por ejemplo, la ministra de educación de Finlandia, Krista Kiuru, explicará cómo la gran inversión de Finlandia en la primera infancia se convirtió en la base de su sistema educativo. Por su parte,  Randa Grob – Zakhary, CEO de la Fundación LEGO, nos invitará a participar en un ejercicio interactivo para demostrar cómo se puede aprender jugando.

Catherine Snow de la Universidad de Harvard y Herbert Ginsburg de la Universidad de Columbia sostendrán una conversación sobre el hecho de que el cuidado infantil no es suficiente. Pues, para brindarle a los niños más pequeños la oportunidad de convertirse en lo mejor que puedan ser, la educación de la primera infancia no puede limitarse a promover la adquisición de habilidades socio-emocionales. Más bien, es necesario invertir también en lengua, alfabetización y desarrollo de las habilidades matemáticas iniciales.

Invertir en los maestros de educación inicial es invertir en el futuro.  Así, los inventores de la cura del cáncer, de la energía hidráulica oceánica o de aplicaciones más inteligentes podrían ser una niña de las áreas rurales de Nicaragua o un niño de un proyecto de viviendas en Toronto. Lo que sí es cierto es que sin maestros comprometidos, adecuadamente capacitados y apoyados, muchos niños jamás lograrían alcanzar su  máximo potencial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus